EFEMadrid

El Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Ciencia ha reorientado su estrategia para el quinquenio 2021-2025 para centrar sus objetivos en la lucha contra la pandemia y la investigación de las enfermedades infecciosas, y comenzará este año con el mayor presupuesto de su historia (403 millones de euros).

La directora general del Instituto, Raquel Yotti, ha comparecido hoy en la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades del Senado para explicar el Plan Estratégico de este organismo para el periodo 2021-2025, cuya implantación se ha retrasado un año para adaptar sus objetivos a la nueva situación creada por la crisis sanitaria.

El Plan que regirá el funcionamiento de este organismo, uno de los centros de referencia de la investigación en el ámbito de la salud pública y de las enfermedades infecciosas en España, fija sus prioridades, sus problemas y sus principales necesidades para los próximos años tras la intensa labor que ha desarrollado durante los últimos meses para combatir la covid-19.

Yotti ha calificado de "intensísima" la actividad del Instituto desde el inicio de la pandemia para asesorar a las administraciones públicas y apoyar al Sistema Nacional de Salud, pero también para investigar sobre nuevas terapias, técnicas de diagnóstico o aspectos clínicos y variantes del coronavirus y contribuir a combatir "la peor pandemia de los últimos cien años".

La directora del Instituto ha incidido en que los datos de los últimos días "aportan esperanza", pero también en que queda mucho camino por recorrer y en la importancia de mantener "vivos" todos los esfuerzos hasta superar definitivamente la crisis sanitaria.

Ha defendido el Instituto como "un espacio compartido de la ciencia y la sanidad" y la importancia de estrechar la colaboración con todos los niveles de la administración (central, regional y local); "la pandemia nos ha permitido vislumbrar lo que somos capaces de hacer cuando sumamos fuerzas".

El plan para el quinquenio 2021-2025 constata que durante la segunda mitad del siglo XX se pensó que las enfermedades infecciosas estaban cerca de su erradicación, pero la aparición del SIDA o el desarrollo de resistencias antimicrobianas modificaron ese concepto, y corrobora además que la pandemia causada por la covid-19 ha demostrado que esas enfermedades siguen siendo una de las principales amenazas para la humanidad.

El Instituto de Salud Carlos III va a incidir por ello en la investigación para el control de la actual pandemia causada por el coronavirus SARS-CoV-2, con programas basados en la innovación en técnicas diagnósticas, los nuevos tratamientos y el desarrollo de los sistemas de vigilancia y control, y en la importancia de reforzar las capacidades del organismo para hacer frente a la lucha contra las enfermedades infecciosas.

El Plan está alineado con las líneas de acción prioritarias definidas por el Gobierno en la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027 y con el Programa Marco Europeo de Investigación e Innovación ("Horizonte Europea 2021-2027"), y ha incorporado numerosas acciones vinculadas al Plan de Choque para la Ciencia que presentó el Gobierno el pasado año y que se apoya en gran medida en el Plan de Recuperación y Resiliencia de la UE.

El presupuesto del Instituto ascendió el pasado año a 272 millones de euros, una cantidad que este ejercicio se elevará hasta los 403 millones, de los que aproximadamente 115 procederán de fondos europeos, y Raquel Yotti ha observado que se trata del mayor presupuesto de la historia de este organismo público.