EFECiudad del Vaticano

El papa Francisco mostró hoy su "cercanía y solidaridad" a los afectados por el volcán de Cumbre Vieja, en la isla española de La Palma, que desde el inicio de la erupción hace una semana ha obligado a evacuar a más de 6.000 personas y ha destruido más de 460 edificios.

"Expreso cercanía y solidaridad a quienes se han visto golpeados por el volcán en la isla de La Palma, en Canarias", dijo el pontífice al término del rezo dominical del Angelus en la plaza de San Pedro del Vaticano, ante varios cientos de personas.

Francisco aseguró que pensaba "especialmente en quienes se han visto obligados a dejar sus casas".

"Para estas personas y los miembros de los servicios de socorro que les han ayudado recemos a la virgen que es allí venerada, Nuestra señora de las Nieves", concluyó .

Aunque no se han registrado daños personales, la erupción del volcán en las Islas Canarias ha obligado a evacuar a unas 6.000 personas, la mayoría de las cuales se alojan en domicilios de familiares o amigos, mientras que quienes no disponían de alternativa, fueron acogidos de forma provisional en un acuartelamiento con camas, comida y atención permanente.

Según las estimaciones del programa de satélites de observación de la Tierra de la Unión Europea, Copernicus, desde el inicio de la erupción hay 212 hectáreas cubiertas por la lava y 461 edificaciones destruidas, a fecha 25 de septiembre a las 06:50 UTC.