EFEPlasencia (Cáceres)

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha presentado hoy las líneas básicas del Plan de Actuación del Sector Forestal, que entre otros objetivos pretende fomentar el papel protagonista de los montes como sumideros de dióxido de carbono.

La presentación se ha llevado a cabo en Plasencia (Cáceres) en el marco del VII Congreso Forestal Español, que García Tejerina ha inaugurado hoy junto al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Este congreso, que está organizado por la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF) y se celebra cada cuatro años, es el evento más importante del sector forestal en España y este año trata sobre "Gestión del monte: servicios ambientales y bioeconomía".

Tras guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas del incendio de Portugal, la ministra ha destacado que el citado plan forestal es "el gran proyecto del Gobierno para la puesta en valor de un sector clave para el desarrollo del mundo rural".

García Tejerina ha señalado que el sector forestal "es esencial para el progreso de España", ya que dispone de 27 millones de hectáreas de superficie forestal, el 55 % del territorio, de las cuales 18 millones son arboladas.

Ha señalado que el Gobierno de España ha trabajado por el sector forestal en los últimos años y fruto de este trabajo fue en su momento la aprobación en 2014 del Plan de Activación Socioeconómica del Sector Forestal y la modificación de la Ley de Montes, con el fin de clarificar conceptos básicos para la gestión forestal.

En esta legislatura persiguen "dar un paso más" y abordar las grandes líneas de actuación que tendrá el Plan de Actuación del Sector Forestal, un trabajo del Gobierno para potenciar y poner en valor un sector fundamental en el medio rural y que a sus valores tradicionales añade la relevancia de los bosques ante los nuevos desafíos, como la mitigación del cambio climático", ha apuntado.

En cuanto a los objetivos principales del plan, la ministra ha citado incentivar la gestión forestal a nivel nacional mediante la consolidación de la producción de bienes y la mejora de los servicios ambientales que los montes generan.

También ha citado como reto consolidar una actividad económica básica en el medio rural, "facilitando las mejoras necesarias en infraestructuras forestales relacionadas, entre otras cosas, con la prevención de incendios forestales", ha precisado.

A su juicio, "muy importante" serán también las medidas relacionadas con la mejora de la estructura de las explotaciones forestales.

"Creemos que es necesario que este sector disponga de estructuras asociativas generalizadas en el sector agrario, como son las cooperativas o figuras análogas", ha subrayado.

Ha asegurado que con el plan se pretende fomentar el papel protagonista de los montes como sumideros de dióxido de carbono, "logrando también una mejor adaptación de estos ecosistemas a los nuevos escenarios climáticos que queremos prevenir.

También pretenden una mejor contribución de la gestión forestal a los objetivos climáticos.

La ministra ha resaltado que ahora corresponde continuar el diálogo con los comunidades autónomas para alcanzar un acuerdo político al respecto, ya que son las competentes en materia de montes.

Asimismo, ha subrayado que el conjunto de los fondos europeos del Estado y de las comunidades autónomas destinados a estas medidas superan los 2.000 millones de euros para los próximos siete años.