EFESanta Cruz De Tenerife

El hallazgo de los cuerpos sin vida de una mujer y su hijo de 10 años con múltiples traumatismos en los altos de una zona rural de Adeje (Tenerife) ha dado fin a una intensa búsqueda de varias horas después de que el otro niño de la fallecida alertase de la desaparición y se detuviera al padre y marido.

A falta de que la Delegación del Gobierno para la Violencia Machista contabilice este asesinato en su estadística oficial, esta sería la víctima mortal número 18 de la violencia machista en lo que va de año y el niño, el primer menor en estos primeros meses de 2019.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha informado al respecto de que las diligencias se están tramitando en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Arona, también al sur de Tenerife.

La búsqueda de la mujer y del niño se inició tras aparecer deambulando asustado por la zona en la tarde del martes el otro hijo de la pareja, de unos 5 años que, al igual que resto de la familia, es alemán, según ha indicado el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León.

Fueron unos vecinos los que hallaron al niño, que hablaba de una cueva, pero que resultaba difícil de identificar porque hay muchas en la zona, según el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga.

Tras los datos facilitados por el niño se comenzó la búsqueda y se detuvo al padre, que se encontraba en su vivienda de esta localidad turística del sur de Tenerife. El delegado del Gobierno ha comentado que el hombre no ha colaborado con la Guardia Civil y que en su declaración ha mantenido que dejó a su familia en ese paraje.

En el dispositivo de búsqueda han participado unas cien personas así como el helicóptero del Grupo de Salvamento y Emergencias de Canarias.

A primeras horas de la tarde se encontraron los cuerpos sin vida de madre e hijo, que según han explicado a Efe fuentes de la investigación, presentaban múltiples traumatismos, señal de que fueron golpeados.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comentado en su cuenta de Twitter tras conocer el caso que habían llegado "las peores noticias" porque otra vez la violencia machista "golpea doble", y ha instado a "acabar con todo esto".

Por su parte el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, en la misma red social, ha indicado que se encuentra "sobrecogido por el hallazgo" y ha confiado en que "se castigue, con todo el peso de la ley, al responsable".