EFEMadrid

El Rey ha entregado hoy al investigador Mariano Barbacid el "Premio a una Trayectoria Fulbright" en un acto conmemorativo de los 60 años que cumple en España este programa de becas, que el ministro Josep Borrell, exbecario, ha elogiado como "un gran instrumento creador de igualdad" de oportunidades.

"Un programa de becas como este es fundamental para que el ascensor social funcione" y "las sociedades necesitan ascensores sociales para crear igualdad de oportunidades", ha argumentado Borrell, que fue becario Fulbright y graduado en la Universidad de Stanford en los años setenta y acompañaba hoy a Felipe VI en el acto conmemorativo, celebrado en el auditorio del Museo del Prado.

El jefe de la diplomacia española, copresidente honorario de la Comisión Fulbright España, ha destacado cómo haber sido becario de ese programa constituye "un hito importante" en su vida y fue para él una "marca distintiva" cuando formaba parte del Gobierno de Felipe González, ante los responsables políticos estadounidenses que miraban con "un poco de desconfianza" a un "ministro socialista".

La desconfianza se disipaba cuando Borrell se presentaba como "becario Fulbright y graduado en Stanford", una "extraordinaria carta de presentación", en palabras del ministro, quien en su día aprovechó las "increíbles oportunidades" que ofrece este programa -un premio Nobel fue su tutor-, si bien volvió a España antes de tiempo: "Franco se estaba muriendo y a mí no me podía coger tan lejos".

Previamente, ha intervenido también desde la tribuna el otro copresidente honorario, el embajador de EEUU en España, Richard Duke Buchan III, quien se ha definido con humor como "un 'guiri' casi español" y "un gran 'fan' del programa Fulbright", iniciativa que, según ha destacado, ha resistido el paso del tiempo "por una sencilla razón: Funciona".

Un programa en el que participan actualmente 288 jóvenes docentes, investigadores y estudiantes de postgrado, 134 en EEUU y 154 en España, unas cifras "impresionantes" que prueban el "tremendo compromiso" de los Gobiernos español y estadounidense, según ha recalcado el embajador.

Durante el acto conmemorativo por los 60 años transcurridos desde 1958, cuando se estableció en España este programa de intercambio educativo, Felipe VI ha hecho entrega de un placa de honor de la Orden de Isabel la Católica a los copresidentes de la Comisión Fulbright: el director de Relaciones Culturales y Científicas de la AECID, Miguel Albero, y el consejero de Diplomacia Pública de la embajada de EEUU, Stewart Tuttle.

Previamente, el monarca ha entregado la figura escultórica "Perseverancia" que simboliza el "Premio a una trayectoria Fulbright" al bioquímico madrileño Mariano Barbacid, que obtuvo una beca de este programa en 1974 para trabajar en el Instituto del Cáncer de EEUU y creó cuatro años más tarde su propio grupo de investigación, que en 1982 identificó y aisló por primera vez un gen humano mutado implicado en el desarrollo de esta enfermedad.

Tras la clausura del acto, don Felipe ha tenido ocasión de conversar con una amplia representación de becarios y exbecarios Fulbright, entre ellos el director del Museo del Prado, Miguel Falomir, que ejercía como anfitrión.

Javier Solana, Carlos Saura, Miguel Delibes y Ana María Matute son algunos de los españoles más conocidos entre quienes tuvieron ocasión de acceder en algún momento a este programa educativo, galardonado en 2014 con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional y con el que se han formado en estas seis décadas 5.600 becarios españoles y 2.860 estadounidenses.