EFELa Paz

El seísmo que sacudió este viernes Bolivia se sintió especialmente en ciudades como La Paz, sin que haya constancia de daños personales ni materiales, según el Observatorio San Calixto, de referencia en el país.

El observatorio eleva a 6,8 la intensidad del temblor, mientras que el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) reporta una magnitud de 6,3 en la escala Richter.

"Debido a la magnitud y profundidad de este evento, fue sentido" en ciudades como La Paz y Cochabamba, en el norte y centro, respectivamente del país sudamericano, según el instituto científico boliviano.

"Sin embargo no hay reportes de daños personales, ni materiales", preció en un informe.

La Paz, sede de Gobierno en Bolivia, con cerca de un millón de habitantes, está situada a una media de unos 3.500 metros de altura en plenos Andes, mientras que Cochabamba, con alrededor de 600.000 y localizada a unos 2.500 metros de altitud, ocupa un valle andino.

El epicentro se localizó a las 01.03 hora local (05.03 GMT) en la provincia Bernardino Bilbao de la región suroccidental de Potosí, a una profundidad de 399,5 kilómetros, en una zona entre las localidades de Anzaldo, Capinota y Toro Toro, de acuerdo con el observatorio.

El temblor es el quinto registrado esta semana en la región de Potosí, aunque los anteriores tuvieron intensidades menores, de entre 3,2 y 3,9.

Potosí registró el mes pasado el 67 por ciento de los 108 sismos detectados en Bolivia por este observatorio privado, seguida de las regiones de Cochabamba con casi el 11 y de La Paz con el 10 por ciento, con intensidades de un máximo de 4,9.

El departamento de Cochabamba sufrió en 1998 un devastador sismo localizado en Aiquile, en el que murieron más de un centenar de personas y que está considerado como uno de los más graves registrados en el Cono Sur en los últimos años.

El Observatorio San Calixto registró 1.247 sismos en 2018 en Bolivia con magnitudes de hasta 6,6 como máximo, la mayor parte en Potosí, región andina fronteriza con Chile y Argentina.

Aunque no tiene acceso al océano, Bolivia se encuentra en el área de influencias del conocido como Cinturón de Fuego del Pacífico, que registra cerca del 85 por ciento de la actividad sísmica mundial.