EFEOviedo

Asturias ha comenzado a recobrar la normalidad en las últimas horas tras las intensas lluvias registradas ayer, que han dejado atrás numerosas incidencias, la mayor parte relacionadas con inundaciones y cortes de carreteras, especialmente en la zona oriental de la comunidad.

El Plan de Inundaciones del Principado de Asturias (PLANIPA) se activó ayer, dada la crecida de muchos ríos ante las fuertes precipitaciones en la comunidad, que registró los niveles más altos del país.

La mejora de las previsiones meteorológicas y la evolución del caudales -solo el Nalón, a su paso por El Condado, y Ponga, por Santillán, se encuentran en seguimiento- han puesto fin al plan minutos antes de las 14:00 horas de este jueves, aunque ahora quedan por delante labores de limpieza y arreglos de desperfectos aún por cuantificar.

Mientras que ayer se llegaron a registrar 165 litros por metro cuadrado en Amieva, 142,2 en Cabrales y 98,8 en Aller, hoy Cabo Busto contabilizó el valor máximo con 27, seguido de Villayón, con 26.

En este periodo, se han notificado 176 incidencias, 77 de ellas relacionadas con inundaciones, otras 68 con cortes de la red viaria y 22 más por limpieza de carreteras, y la sala del 112 Asturias atendió un total de 2.806 llamadas.

La zona oriental del Principado ha sido una de las más afectadas por el temporal que, a su paso por Arriondas, ha dejado en las últimas horas múltiples desperfectos por la crecida del río Piloña.

Tras su desalojo, el hospital comarcal ha comenzado a reiniciar los ingresos urgentes en hospitalización y las agendas de consultas externas y de pruebas diagnósticas se retomarán mañana.

No será hasta el fin de semana cuando vuelvan al centro los veintinueve pacientes que fueron evacuados a equipamientos sanitarios de Gijón, Avilés, Mieres y Langreo.

Por precaución, ayer también fueron desalojados cerca de 600 alumnos, profesores y personal que presta servicio en el colegio público "Río Sella" y en el Instituto de Educación Secundaria "El Sueve", centros que hoy han suspendido las clases y, según la Consejería de Educación, es difícil que se puedan retomar a lo largo de mañana.

Ponga ha sido otro de los concejos más afectados, cuya capital, San Juan de Beleño, ha amanecido hoy anegada por la rotura de la traída de agua, que ha inundado varias viviendas.

En Gijón, las intensas lluvias han generado bastantes incidencias en la ciudad, donde se ha desbordado el río Piles y se ha inundado una parte del Parque Fluvial, y el consistorio no descarta cerrar el parque Isabel la Católica si empeora el tiempo en las próximas horas.

Tras este episodio, el Principado ha anunciado que invertirá 3,2 millones en obras de mejora en los ríos Piloña y Chico que ayudarán a evitar inundaciones en Arriondas, cuyo proyecto se licitará de forma inminente, con plazo de ejecución de veintitrés meses.

El Consejo de Gobierno aprobará mañana, en su reunión semanal, este gasto para contratar las obras incluidas en la segunda fase del proyecto para reducir el riesgo de inundaciones en el núcleo urbano de Arriondas.

La nieve también ha provocado hoy problemas en la red viaria asturiana, incluido el puerto de Pajares (N-630), una de las principales vías de comunicación entre Asturias y la meseta.