EFELas Palmas de Gran Canaria

La decisión del Gobierno de Canarias de exigir una PCR o una prueba de antígenos negativa a todo viajero que quisiera volar a las islas desde el resto de España permitió detectar casi 16.000 casos asintomáticos en los nueve meses en que estuvo vigente (de diciembre de 2020 a septiembre de 2021).

Son los datos que la Consejería de Sanidad de la comunidad autónoma expone en los antecedentes de la orden que ha publicado en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) para restablecer esos controles de entrada a las islas, ante la llegada de una sexta ola de contagios, como adelanta este miércoles el diario "Canarias 7".

Dice la sanidad pública canaria que el 90 % de los pasajeros se sometieron voluntariamente a presentar un test covid antes de volar y que los resultados del cribado que se consiguió gracias a esta medida señalan de manera "incontestable" que resultó "un acierto".

Según el Servicio Canario de Salud, detectar a casi 16.000 personas que estaban contagiadas de covid sin saberlo antes de volar a las islas evitó posiblemente una cifra de contagios similar a esa.

Y, extrapolando a esas cifras las tasas de hospitalización y letalidad de la covid-19 en aquellas fechas, subraya que pedir esas pruebas diagnósticas en vuelos nacionales evitó "unas 800 hospitalizaciones, 160 ingresos en UCI y 80 fallecimientos".

De acuerdo con los datos que maneja sanidad, dio positivo a covid el 0,81 por ciento de los pasajeros que se sometieron a ese control.

Hasta la fecha, Canarias ha diagnosticado 103.404 casos de covid en su territorio. Los 16.000 positivos que no llegaron a entrar en las islas hubieran elevado por sí solos ese número total en un 15 %, sin contar los posibles contagios derivados de ellos.

"Estas patologías evitadas han repercutido directamente en la asistencia a las restantes patologías no covid, evitando su incidencia en el retraso a la atención a las mismas. Estos datos avalan retomar nuevamente esta medida de cribado preventido", razona la Consejería de Sanidad.

Desde la pasada medianoche es obligatorio de nuevo presentar una PCR de 72 horas de antigüedad como máximo o un test de antígenos negativo hecho 48 horas antes, como mucho, para entrar en Canarias en un vuelo nacional (la medida seguía vigente en las conexiones desde el extranjero), salvo que el viajero exhiba el certificado que acredite que se ha vacunado contra la covid con pauta completa o que ha pasado la enfermedad en los últimos seis meses.

De esta obligación están exentos los viajeros menores de doce años y tres meses y también aquellos otros que regresen a Canarias tras haber pasado fuera de las islas menos de 72 horas.

Si el pasajero llega sin prueba, se le hará una en la terminal de llegadas y, si se niega a someterse a ella, deberá guardar aislamiento en su residencia durante diez días, "sin perjuicio de las medidas sancionadoras a que hubiere lugar", añade la orden.

Este cribado sanitario estará en vigor hasta las 24.00 horas del 15 de enero, aunque el Gobierno de Canarias se reserva el derecho a prorrogarlo a partir de esa fecha.