EFEAlmería

El testigo que alertó de la brutal paliza recibida por una joven de 20 años la mañana del 1 de enero cuando entraba en el portal de su casa en Almería ha ofrecido una descripción del sospechoso a la Policía Nacional, que investiga si se trató de un intento de agresión sexual, sin descartar un posible caso de violencia machista.

Fuentes de la Comisaría de Almería han informado a Efe de que los agentes responsables de la investigación han podido hablar esta mañana con el testigo, que a su vez ha quedado descartado como sospechoso al no presentar ninguna marca en su cuerpo que se corresponda con la agresión.

Asimismo, han señalado que ya se ha podido tomar declaración a la víctima y a sus padres, que han trasladado que no tiene pareja, "ni estable ni inestable", si bien la Policía Nacional no descarta que pueda tratarse de un caso de violencia de género.

Además, han apuntado que se está a la espera del informe forense que certifique si se produjo una agresión sexual y en qué términos.

Lo que sí se ha descartado es que el móvil del agresor fuese el robo, dado que la víctima no ha echado en falta ninguno de los objetos y pertenencias que llevaba encima en ese momento.

Por otro lado, según han trasladado las fuentes consultadas al ser interpeladas sobre si la joven ha señalado si conocía a su agresor, ésta ha indicado que "la abordó por detrás y no pudo ver nada".

Los hechos tuvieron lugar sobre las 08:44 horas del miércoles, cuando el 112 avisó al 091 de que un testigo había alertado de que había presenciado lo que parecía ser un atraco en la calle Antonio Gala de la capital almeriense.

Hasta el lugar se desplazaron patrullas del Cuerpo Nacional de Policía a los que la víctima manifestó que un joven la había "abordado, dado una paliza e intentado agredir sexualmente".

La víctima fue trasladada en ambulancia por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 al Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería, tras lo que el personal sanitario comunicó a la Policía Nacional que presentaba golpes por todo el cuerpo y la cara, así como que sí que podría haber sido objeto de una agresión sexual.

La Policía está estudiando además las cámaras instaladas en los establecimientos de la zona en la que se produjeron los hechos.

Por otro lado, fuentes del Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería han indicado a Efe que la víctima permaneció hasta ayer por la mañana en observación, tras lo que fue subida a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde permanecía esta mañana. EFE

1011266

mma/jrr/jdm

(foto) (vídeo)