EFEMadrid

La Fiscalía se ha opuesto al recurso de la defensa de César Román, el Rey del Cachopo, contra su sentencia a 15 años de cárcel por el homicidio de Heidi Paz al entender que "no hay duda de la culpabilidad", mientras que el condenado ha incidido en que no hay pruebas contra él porque ni se sabe cuándo y dónde murió la joven.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha celebrado este jueves, durante algo más de dos horas, la vista del recurso que presentó el Rey del Cachopo, en el que solicita la nulidad del juicio al considerar que se vulneraron sus derechos, y en la que el condenado ha intervenido por videoconferencia desde prisión.

La vista se suspendió el pasado 14 de diciembre al no poder acudir la letrada de su defensa, Ana Isabel Peña, porque estaba de baja médica, y quien de cara a este jueves ha pedido el alta de forma voluntaria para poder asistir, asegurando que era importante defender los derechos de un procesado cuyo caso "es peor que el de Dolores Vázquez", la mujer que estuvo 17 meses en prisión por el asesinato de la joven Rocío Wanninhkof en 1999 en La Cala de Mijas (Málaga) que no cometió.

Esta abogada ha presentado al inicio de la vista nuevos elementos, como lo que considera falso testimonio de nueve testigos en el juicio y la constatación de que la prueba de ADN del cuerpo de Heidi Paz se hizo en un laboratorio de la Policía que no cuenta con la debida homologación.

Pero el presidente de la Sala y también presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Celso Rodríguez, lo ha rechazado ya que "se podría pensar que lo que trata la defensa de aportar son pruebas" que ya fueron denegadas, pero que realmente no lo son porque "no se dirigen contra ninguno de los aspectos sobre los que se ha pronunciado la sentencia".

Tanto la Fiscalía como las acusaciones se han opuesto firmemente a la pretensión del Rey del Cachopo, en el caso de la fiscal Margarita Pérez argumentando que la defensa "cuestiona todo, desde el inicio", cuando "no hay duda de la culpabilidad" del procesado, como estableció una sentencia "detallada y motivada".

Ha defendido la fiscal que tanto los informes que se vieron en el juicio como la sentencia están "fundamentados", y que no procede hacer "una nueva valoración de la prueba", como cree que pretende la letrada de Román.

La fiscal ve clara la culpabilidad del Rey del Cachopo a pesar de que, ha reconocido, no ha habido una prueba condenatoria directa para el procesado, que tampoco ha reconocido los hechos ni se sabe cómo murió la víctima.

La letrada de la acusación popular que ejerce la Comunidad de Madrid ha considerado fuera de lugar la petición de César Román, al igual que el letrado de la familia de Heidi, Alexis Socías, quien ha dicho que el condenado "es culpable y lo siguiente, y así se ha demostrado", y ha solicitado a la Sala que permita que se entregue el cuerpo de Heidi a su familia ya que aún está en el Instituto Anatómico Forense.

Por su parte, la defensa de Román ha insistido en que las actuaciones deberían retrotraerse hasta el momento en que se realizó el informe de ADN a la víctima en 2018, ya que no considera acreditado que el cuerpo sea de Heidi Paz.

El propio Román ha incidido, al intervenir al final de la vista, en que ese informe se hizo en un laboratorio sin homologación legal y en que "hay una completa y absoluta ausencia de pruebas enerven la presunción de inocencia".

"Se me acusa de un delito de homicidio pero no sabemos la causa de la muerte. Seis peritos no identificaron patologías de la muerte, por lo que no se establece si la causa es natural o violenta", ha dicho, tras lo que se ha preguntado: "¿Cómo demonios estamos llegando a la conclusión de que yo he matado a Heidi, y mucho menos la he descuartizado".

El presidente de la Sala ha llamado la atención a Román cuando ha tratado de explayarse en sus explicaciones, recordándole que en esta vista no puede intervenir durante más de una hora, como ocurrió en el juicio.

Ahora la Sala de Apelaciones decidirá sobre si estima el recurso o no.