EFEBarcelona

El TSJC ha estimado parcialmente una denuncia de la Unión Sindical de la Policía Autonómica de Cataluña (USPAC) y considera que la Conselleria de Interior ha "incumplido" el deber de protección de los Mossos d'Esquadra frente a la COVID, en una sentencia que condena a la Generalitat a hacer una evaluación de riesgos laborales y planificar la prevención.

Según informa USPAC en su cuenta de Twitter, donde publica fragmentos de la sentencia, la sentencia del 29 de julio de 2020, dictada por la Sala Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, declara "el incumplimiento por parte del Departamento de Interior de la Generalitat del deber de protección de los funcionarios del cuerpo de Mossos d'Esquadra".

El tribunal "condena" a la consejería de Interior a realizar "la evaluación de riesgos laborales y la planificación de la actividad preventiva de todos los puestos de trabajo" del cuerpo de la policía autonómica.

Además, pide que se incluya en esta planificación "la valoración de los riesgos biológicos y bacteriológicos".

La sentencia, según USPAC, declara probado que la COVID-19 afectó en dos meses, entre el 10 de marzo y el 11 de mayo, a casi 3.000 efectivos "un 13,80 % de todo el cuerpo, diez veces más que la media del Estado".