EFEBarcelona

La epidemia se estabiliza en Cataluña, donde la velocidad de propagación del virus (Rt) ya es de 1,03, una centésima más que este jueves, aunque los contagios diarios bajan ligeramente y en las últimas 24 horas se han diagnosticado 1.777 nuevos casos, además de notificarse 22 fallecidos más por COVID.

Pese al repunte de la epidemia en los últimos días, según los datos epidemiológicos actualizados este viernes por el Departamento de Salud, la presión hospitalaria se sigue reduciendo, aunque muy lentamente, y hay un total de 1.786 pacientes con COVID hospitalizados, 38 menos que la víspera, de los que 562 están graves en la UCI, siete menos.

La velocidad de reproducción de la enfermedad, que avanzaba acelerada desde el pasado el viernes, probablemente por la extensión de las variantes del SARS-CoV-2 más contagiosas -la británica, la brasileña y la sudafricana-, ha frenado su ascensión y se sitúa en 1,03, es decir, cada 100 infectados contagian a una media de 103 personas, con una tendencia a bajar en los próximos días.

En las últimas 24 horas se han notificado 1.777 nuevos contagios, 200 menos que la víspera, con lo que el total de infectados desde el inicio de la pandemia asciende a 554.040.

En los últimos siete días se han diagnosticado 10.088 nuevos casos de COVID-19, lo que da una media diaria de 1.429 contagios.

La positividad, es decir, el porcentaje de los PCR y test de antígenos que dan positivo, baja por segundo día consecutivo y se sitúa en el 5,3 %, catorce centésimas menos y con tendencia descendente, pero aún por encima del 5 % que la OMS establece para considerar controlable la pandemia.

La cifra de fallecidos desde la primera defunción por COVID en Cataluña, que fue el 6 de marzo de 2020, asciende ya a 20.609 víctimas, 22 de ellas notificadas desde este jueves, con 241 fallecidos en los últimos siete días, es decir, una media que va descendiendo y se sitúa en 34 diarios en la última semana.

El riesgo de rebrote (EPG), que es el índice de crecimiento potencial de la epidemia, tras crecer durante cinco días, ha vuelto a descender este viernes y se ha situado en 269 puntos, siete puntos menos que la víspera, mientras que la incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes en 14 días (IA14) también ha bajado a 269, ocho menos.

En la ciudad de Barcelona, el EPG es este viernes de 267, once puntos menos que el día anterior, y la velocidad de propagación del virus es de 1, una centésima menos que la víspera, es decir, cada 100 infectados contagian a una media de 100 personas, lo que indica una estabilización de los contagios.