EFEBarcelona

La sexta ola de la covid sigue descontrolada en Cataluña, que ha vuelto a batir el récord de contagios de toda la epidemia, con más 211.000 en los últimos siete días, y un crecimiento de la mortalidad, con una media de 34 fallecidos cada día en la última semana, aunque empiezan a disminuir el número de hospitalizados y de ingresos en las UCI.

Según los datos actualizados este miércoles por el Departamento de Salud, hoy hay un total de 2.618 personas ingresadas por covid en los hospitales catalanes, 54 menos que ayer, de las que 504, veinticinco menos que ayer, están graves en las UCI, 339 de ellas intubadas y 17 con ECMO (respiración extracorpórea).

El riesgo de rebrote (EPG), indicador que mide el crecimiento potencial de la epidemia, todavía no ha tocado techo, ha vuelto a superar el récord de toda la epidemia y se ha situado en 5.739 puntos, 233 puntos más que ayer, mientras que la velocidad de propagación de la enfermedad (Rt) sigue desacelerándose lentamente y se ha situado en 1,22, una centésima menos que ayer, con lo que cada 100 infectados contagian a una media de 122 personas.

El incremento de contagios, la mayoría con síntomas leves, sigue colapsando los ambulatorios, que ayer atendieron 79.420 visitas por covid, un número similar al del martes de la semana pasada, pese a las medidas adoptadas por Salud para aligerar la dispensación de bajas y la comunicación de positivos a través de las farmacias.

El total de casos confirmados de covid por todo tipo de pruebas asciende a 1.820.029, de los que 45.573 han sido notificados en las últimas 24 horas, mientras que en los últimos 7 días han sido 211.173 -nuevo récord de toda la pandemia- los diagnósticos confirmados por PCR o test de antígenos, con una media de 30.167 casos diarios.

Desde el inicio de la pandemia han fallecido oficialmente en Cataluña por covid un total de 25.184 personas, 35 de ellas comunicadas en las últimas 24 horas, aunque corresponden a varios días anteriores que aún no se habían contabilizado, mientras que en la última semana han muerto 240 personas por la enfermedad, una media de 34 al día, que supone el máximo de mortalidad de esta sexta ola, con un pico de 38 fallecidos en un solo día el 4 de enero.

La incidencia acumulada de positivos a 7 días por cada 100.000 habitantes (IA7) es de 2.709, un total de 103 más que la víspera, mientras que la incidencia a 14 días (IA14) es de 4.815, un total de 209 casos más, cifras de ambos indicadores que han superado ampliamente los récords de toda la epidemia.

La positividad -el porcentaje de resultados positivos en pruebas PCR y test de antígenos- mejora por tercer día consecutivo y se ha situado en 22,83, un total de 55 centésimas menos que ayer, aún lejos del 5 % que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para considerar una epidemia bajo control.

La ciudad de Barcelona tiene un riesgo de rebrote de 5.107, un total de 185 más que ayer, y una velocidad de transmisión (Rt) de 1,16, una centésima menos que la víspera.