EFEBogotá

Las personas que reciben ayudas sociales en Dinamarca sí pueden votar. Según la Constitución, cualquier danés que viva en el país mayor de 18 años puede ejercer su voto. Las leyes solo excluyen a las personas que por salud están bajo tutela con "privación total de su capacidad jurídica".

Publicaciones en redes sociales en España, México, Argentina y Perú, aseguran que en el país nórdico "las personas que reciben algún tipo de ayuda social están inhabilitadas para votar" para "evitar" que "la ciudadanía se transforme en clientelismo político y que sean votantes cautivos".

Asimismo, llaman a los internautas a compartir la publicación para que en su país "no suceda lo mismo", justo a las puertas de las elecciones presidenciales de Colombia el próximo 29 de mayo.

HECHOS: Pero las personas que reciben ayudas sociales en Dinamarca no tienen prohibido votar. Según la Constitución, cualquier danés que viva en el país y sea mayor de 18 años puede ejercer su voto. Las leyes solo excluyen a discapacitados que estén bajo tutela con "privación total de su capacidad jurídica", como recordó en un comunicado la Embajada danesa en Argentina.

¿QUÉ DICE LA CONSTITUCIÓN?

En el artículo 29 de la Constitución vigente se dice que "todo súbdito danés que tenga su domicilio permanente en el Reino y que tenga 18 años tiene derecho a votar en las elecciones al Folketing -el parlamento danés-, siempre que no haya sido declarado incapaz para dirigir sus propios asuntos".

La embajada de Dinamarca en Argentina dijo que las desinformaciones podrían haber surgido por un "malentendido" con un fragmento de la Carta Magna.

Así, se habría malinterpretado una parte del artículo 29 que detalla que se podría restringir el voto por una "condena" o por "la asistencia pública equivalente a la ayuda a los pobres" si así se llegara a aprobar en otra ley diferente a la Constitución. Pero esa ley no existe y el fragmento es un residuo del contexto político de principios del siglo XX.

REFORMA SOCIAL DE 1933

Antes de la Reforma Social de 1933, que sentó las bases del sistema de bienestar danés, los receptores de la "Ayuda para los pobres" no podían votar.

A partir de 1933, algunos de sus beneficiarios pudieron obtener otro tipo de "subsidios" o asistencia del Estado, lo que les permitió acceder al voto, según el Parlamento danés.

"Eso significó que muchos de los que anteriormente recibían la 'Ayuda para los pobres' obtuvieron otros beneficios que no implicaron la pérdida de los derechos de voto", detalló la legación diplomática.

Finalmente, el alivio de la pobreza como concepto se eliminó por completo al Parlamento de la legislación en 1961, cuando se aprobó la Ley de Bienestar Público y también desapareció de la Ley Electoral en 1965.

PERSONAS BAJO TUTELA

Actualmente las leyes solo restringen el voto a los comicios legislativos a personas que por salud están bajo tutela privadas por completo de su capacidad jurídica.

Las personas en esta situación eran unas 1.900 en 2018, lo que corresponde a menos del 0,05 % de los que tienen derecho a votar, según el Ministerio de Justicia.

En una de las últimas elecciones al Parlamento en Dinamarca, 4.145.105 personas tenían el derecho de votar. El 85,89 % de estas personas votaron.

La Embajada danesa en Argentina informó también que, en comparación, en 2018 hubo 702.600 destinatarios de ayudas sociales entre 16 y 64 años, a los que se les permitió ejercer su derecho democrático de votar en las elecciones parlamentarias.

En resumen, las personas que reciben ayudas sociales en Dinamarca no tienen prohibido votar. Según la Constitución, cualquier danés que viva en el país y sea mayor de 18 años puede ejercer su voto. Las leyes solo excluyen a discapacitados que estén bajo tutela con "privación total de su capacidad jurídica".