EFEPalencia

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Palencia ha decidido que permanezca en libertad la mujer de 26 años que está siendo investigada en Palencia porque supuestamente abortó y se deshizo de su hijo arrojándolo a un contenedor de basura.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Palencia, en funciones de guardia, ha acordado la libertad de la mujer detenida el pasado domingo, según han informado fuentes del TSJCyL.

La resolución judicial ha establecido además que la mujer tendrá la obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes ante el Juzgado que instruya la causa, que por la fecha de los hechos será el de Primera Instancia e Instrucción 6.

La mujer, de nacionalidad extranjera, está siendo investigada por el delito de aborto, por el que fue detenida el pasado domingo tras explicar en el Hospital Río Carrión de Palencia, al que acudió en la tarde del sábado, que su hijo había nacido muerto y que se había deshecho de él tirándolo a un contenedor de basura.

La Policía Nacional investiga desde entonces la veracidad de estos hechos, si el aborto fue espontáneo o provocado, si realmente arrojó al feto a la basura y si hay más personas implicadas en este suceso.

Además la Policía Judicial, con la colaboración de los trabajadores del Centro de Tratamiento de Residuos de Palencia y de la Unidad Canina de la Policía Nacional, ha retomado este martes las labores de búsqueda del cadáver del bebé en el vertedero, que ya inició ayer.

Hasta el momento se desconocen las semanas de gestación que tenía el bebé cuando la madre se deshizo de él y los motivos por los que lo hizo o si hay más personas implicadas en este suceso, pero los investigadores no descartan ninguna hipótesis.