EFELas Palmas de Gran Canaria

Las tareas de rescate del ferry Bentago Express, de la naviera Fred Olsen, que encalló anoche por un temporal de viento y mar cuando realizaba las operaciones de atraque en el puerto de Agaete (Gran Canaria), han sido aplazadas a las 09.00 horas de este sábado, han confirmado hoy a Efe fuentes de la compañía.

Esta demora se debe a que el trabajo de remolque precisa que se instalen previamente en la estructura de aluminio del catamarán unas piezas de acero que no se rompan cuando ejerzan tensión los cabos y cuerdas de los dos buques encargados de su rescate, según las fuentes.

Han especificado que estas soldaduras se realizarán durante la noche para que el catamarán pueda ser desencallado a partir de las 07.00 horas y que la pleamar será a las diez de la mañana.

La naviera ha asegurado que no peligra la flotabilidad del buque porque éste dispone de dos cascos, con siete tanques cada uno, y otro más a proa.

Los siete de un lado están intactos y, los del otro, unos sufren ligeros daños, otros están afectados por el golpe con las rocas y varios están bien, al igual que lo está el de proa.

Sobre la aparición de una mancha en la superficie del agua alrededor del ferry, las fuentes han indicado que se han activado medidas anticontaminación y se ha rodeado al catamarán con unas barreras que tratan de evitar que se pueda extender a la costa y al muelle.

Ya se sabe que se trata de una mancha de combustible -una mezcla de gasolina y gasóleo- que, aunque huele, se debe evaporar, y que las barreras se han desplegado por si aparecen también las "aguas grises" de los baños o se derrama al mar algo de aceite.

El Bentago Express es un catamarán del año 2000 de 95 metros de eslora y 26 de manga que, según detalla Fred Olsen en su web, tiene capacidad para desplazar a 880 pasajeros, aunque en el último viaje del jueves solo llevaba a 59, entre ellos un bebé.

Esos viajeros y quince de los tripulantes -todos menos el capitán, que sigue a bordo- fueron rescatados durante esta jornada por la Salvamar Nunki, de Salvamento Marítimo.

El Bentago Express encalló por un temporal de viento y mar y su operativo de rescate, tras superar los navegantes catorce horas encallados y otros ochenta minutos de navegación, no ha logrado liberarlo.

Durante esta mañana se iniciaron nuevas maniobras de rescate del ferry con los remolcadores Tamarán y Miguel de Cervantes, pero tampoco pudieron devolverlo al puerto.

Anoche una súbita racha de viento empujó al Bentago Express contra una baja próxima al puerto de Las Nieves, mientras realizaba su maniobra de atraque en su último servicio del día entre Tenerife y Gran Canaria.

Asimismo, durante la pasada noche se trató acercar el ferry al muelle con el apoyo de tres buques de Salvamento Marítimo, pero resultó inviable por el viento y la bajada de la marea.