EFEMadrid

La veintena de españoles atrapados en la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote del nuevo coronavirus del que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha decretado emergencia internacional, llegan mañana a primera hora de la tarde a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) y serán trasladados al Hospital Gómez Ulla para pasar 14 días de cuarentena.

El avión en el que viajarán los españoles, junto a ciudadanos de Francia, Reino Unido y otros países europeos, tiene previsto partir de Wuhan a las 07:00 de la mañana del viernes, hora local, medianoche de hoy en España, según han confirmado fuentes del Gobierno.

El avión llegará a mediodía al Reino Unido y desde allí volará a la base de Torrejón, donde los españoles -doce de los cuales son miembros del equipo técnico del club de fútbol local Wuhan Three Towns- podrán desembarcar y serán trasladados al Hospital Militar Gómez Ulla, en el que pasarán los 14 días de cuarantena, periodo máximo de incubación del virus.

En el aparato, que, según ha podido saber Efe, es un Boeing 747-400, de la compañía española Wamos Air fletado por Reino Unido y con capacidad para más de 500 plazas, viajan además de los españoles y los británicos, varios ciudadanos nórdicos, sobre los que las fuentes del Gobierno no han precisado si también desembarcarán en Madrid.

El Gobierno británico informó horas antes de que junto a los británicos y españoles, viajaban otros 30 extranjeros.

Sanidad cuenta con un dispositivo específico para que la llegada de los españoles se produzca con "las máximas garantías para ellos y los ciudadanos", ha asegurado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido este jueves la Comisión de Sanidad Pública, de la que forman parte las comunidades autónomas, y con representantes de las sociedades científicas.

Pero no serán ingresados en la planta 22, donde se encuentra una unidad de aislamiento, como se pensaba en un principio, ya que, según explica el director del Centro de Emergencias y Alertas de Sanidad, Fernando Simón, se trata de "personas sanas de una zona de cuarentena".

Simón, que ha comparecido junto al ministro, ha insistido en que estos casos no suponen "ningún riesgo", en que "no es necesario su aislamiento" y que no suponen una situación excepcional y de alto riesgo, "porque todos los días se ponen a pacientes en cuarentena en España por distintas enfermedades".

Por su parte, CCOO ha censurado el "descontrol, la desinformación y la confusión" de las que son víctimas los trabajadores del Gómez Ulla.

Hasta el momento no se ha confirmado ningún caso de infección por este coranovirus (2019 n-CoV) en España, si bien la sanidad canaria ha aislado en el Hospital de La Gomera por recomendación del Gobierno de Alemania a dos ciudadanos de ese país que tuvieron contacto antes de viajar a la isla con un portador del coronavirus, así como a otros tres acompañantes.

En Málaga se ha descartado que un hombre de 52 años ingresado en régimen de aislamiento en el Hospital Regional de Málaga tenga la enfermedad.

Además, los primeros análisis a una pasajera originaria de Macao (China), que se encontraba a bordo del crucero Costa Esmeralda, bloqueado en el puerto italiano de Civitavecchia y procedente de Palma de Mallorca, han dado negativo en coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la emergencia internacional ante el rápido aumento de los pacientes afectados, pero no por lo que está ocurriendo en China sino por la situación en otros países, y porque podría extenderse a lugares con sistemas sanitarios más débiles, ha precisado uno de los 15 expertos del organismo.

De hecho, la decisión no tiene "por qué implicar otras medidas" a las ya establecidas en España, pero sí a los desplazamientos de personas, según ha explicado en declaraciones a Efe el experto en enfermedades transmisibles en la comunidad de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), Benito Almirante.

En el pasado, la OMS ha declarado este tipo de emergencia en cinco ocasiones: ante el brote de gripe H1N1 (2009), los del ébola en África Occidental (2014) y en la República Democrática del Congo (2019), el de polio en 2014 y el de virus zika en 2016.