EFELondres

España está representada este año por 38 universidades en la clasificación de las mejores instituciones de educación superior del mundo que divulgó hoy la publicación británica Times Higher Education (THE), nueve más que el año pasado.

La Universidad Pompeu Fabra (UPF) es el primer centro español, en el puesto 135, cinco más arriba que en 2017, seguido de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que pasa del 147 al 145, y la Universidad de Barcelona (UB), que se mantiene en el grupo entre los puestos 201 y 250.

La Universidad de Navarra está entre los lugares 251 y 300, la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) entre el 351 y el 400, y la Universidad Complutense de Madrid (UCM) entre el 401 y el 500.

"El incremento de la representación en el ranking refleja que las universidades españolas se están tomando estas clasificaciones mundiales más seriamente", dijo a Efe el director editorial de THE, Phil Baty.

Algunas de las nuevas instituciones españolas que aparecen por primera vez en el listado son la Universidad de las Islas Baleares (UIB), Universidad Jaume I, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Universidad Miguel Hernández de Elche y la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

"Estamos viendo cómo España está reconociendo lo importante que es compararse con el resto del mundo", resaltó Baty, para quien la mayor apertura de los centros para compartir datos sobre su funcionamiento y su voluntad de ser evaluados en el ranking es el principal motor detrás de la mejora de este año.

Subraya asimismo que algunos de los centros que encabezan la lista española son relativamente jóvenes: "Por ejemplo, la que lidera el listado nacional, la Universidad Pompeu Fabra, así como la UAB y la UAM y muchas otras, tienen menos de cincuenta años", lo que a sus ojos revela "un sector vibrante".

"Las universidades son cada vez más importantes en la fortaleza económica de una nación. Son la base de la innovación tecnológica y promueven nuevas formas de hacer negocios", agregó el responsable de la lista, encabezada un año más por las británicas Oxford y Cambridge, en el primer y segundo puesto, respectivamente.

La Universidad de Stanford, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y el Instituto de Tecnología de California (Caltech), ocupan las siguientes posiciones.

Europa continúa siendo un protagonista potente en la clasificación, a pesar de que Estados Unidos sigue siendo el país más representado en el ranking y del persistente auge de China.

"A medida que China y otras naciones emergentes posicionan sus universidades en el centro de sus estrategias de crecimiento económico nacional, podrían convertirse en un desafío para el continuo dominio anglo-estadounidense de las clasificaciones en los próximos años", sostuvo Baty.

El director editorial de Times Higher Education mantiene que los recortes que han experimentado centros europeos, norteamericanos y australianos comprometen su capacidad para mantener el nivel de excelencia en un ambiente de creciente competitividad global.

"Con las universidades del este asiático escalando en las clasificaciones, el futuro de la vieja élite dependerá de una fuerte inversión, así como de las políticas positivas que permitan a las universidades atraer y conservar el mejor talento internacional", agregó.

En Europa, Alemania ha pasado este año de 44 instituciones a 47, la primera de ellas la Universidad de Múnich, en el puesto 32, mientras que Francia ha pasado de 31 universidades a 34, con la PSL Research University en el puesto 41.

Latinoamérica ha aumentado asimismo su presencia en la tabla, aunque sus centros mantienen problemas para avanzar a puestos de privilegio debido a "las turbulencias políticas y económicas" en la región y el "aumento de la competencia global", según Times Higher Education.

En el resto del mundo, la Universidad de Bagdad se ha convertido en la primera entrada de Irak en la clasificación en 15 años, al unirse al ranking en el grupo que comprende los puestos entre el 801 y el 1.000.

También han entrado por vez primera la Universidad de las Indias Occidentales, en Jamaica, y centros de Kazajistán, Nepal y Tanzania.

Por Guillermo Ximenis