EFEOporto (Portugal)

España ratificó este sábado en la cumbre UE-India su compromiso de ayuda con este país ante la grave situación que está atravesando en la actualidad debido a la pandemia de coronavirus.

La India registró este viernes por segundo día consecutivo más de 400.000 casos de coronavirus, un nuevo récord diario, y casi 4.000 muertes a consecuencia de una virulenta segunda ola que ha causado una escasez crítica de oxígeno.

Esta situación fue analizada en la cumbre UE-India que protagonizaron los líderes comunitarios (entre ellos el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez) y el primer ministro indio, Narendra Modi, quien tenía intención inicial de haberse desplazado a Oporto pero que, debido a la pandemia, participó de forma telemática.

La delegación española resaltó que es evidente el compromiso español de ayuda a India ante el momento que está viviendo y garantizó que se va a seguir manteniendo la ayuda el tiempo que sea necesario.

España, en respuesta al llamamiento de ayuda internacional, envió esta semana material médico a la India que llegará el próximo lunes.

En concreto, el cargamento incluye 167 respiradores y 121 concentradores de oxígeno, además de consumibles como filtros y mascarillas por un coste aproximado de dos millones de euros.

El Gobierno español considera un imperativo ético esta ayuda que Sánchez defendió en la cumbre de Oporto ante el resto de líderes comunitarios.

En esta cumbre, el presidente del Gobierno recalcó la necesidad de que las vacunas lleguen a todos los países del mundo.

Según aseguró, de nada sirve que la UE consiga sus objetivos de vacunación si el resto del mundo se queda atrás, y puso como ejemplo la actual situación en India para demostrar los riesgos de una covid-19 descontrolada.