EFEVitoria

La pandemia de covid-19 ha dejado en las últimas horas 632 nuevos contagios en Euskadi, con lo que la tasa de positividad sube al 6,5 % (dos décimas más que el día anterior), aunque la presión hospitalaria ha mejorado al reducirse el número de pacientes ingresados tanto en UCI como en planta.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha informado este jueves de la evolución de la covid-19 con datos de ayer, cuando se hicieron 9.656 pruebas diagnósticas, 718 más que el día anterior, en las que dieron positivo 632 personas, 68 más que la víspera.

La tasa acumulada en catorce días por 100.000 habitantes sigue a la baja y ayer se sitúo en 401,3 casos, frente a los 421,2 previos. Además, Gipuzkoa, único territorio que permanece en la llamada zona roja por tener una tasa superior los 500 casos, está muy cerca de salir de ella, ya que ayer su tasa fue de 505,1 (frente a los 538,2 del día anterior).

El descenso de este indicador se dio también en los otros dos territorios y ya se sitúa en 355,2 en Álava (368 la víspera) y en 340,8 en Bizkaia (352,7 la jornada precedente).

Sin embargo, ha vuelto a incrementarse por sexto día consecutivo el número reproductivo básico, el R0 que indica a cuántas personas puede contagiar un enfermo, y está en el 0,89, dos décimas más que en el anterior boletín epidemiológico.

La presión asistencial sigue aligerándose ya que permanecen ingresados en los hospitales vascos 464 pacientes, 27 menos que el día anterior. De ellos, 337 están en planta (25 menos) y 127 en ucis (2 menos). También ha bajado el número de ingresos diarios en planta de 41 el martes a 32 ayer miércoles.

Del total de 632 nuevos contagios detectados ayer, 296 se diagnosticaron en Bizkaia (39 más que el martes), 241 en Gipuzkoa (46 más) y 94 en Álava (7 menos). Además, una persona con residencia habitual fuera de Euskadi dio positivo en covid, 10 menos que la víspera.