EFECeuta

La Gendarmería marroquí y la Guardia Civil han frenado esta madrugada el intento de entrada en grupo de unos 60 inmigrantes subsaharianos, que obligó a un despliegue de efectivos a ambos lados de la frontera.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han informado a Efe de que el intento se ha producido esta madrugada en una zona intermedia de los 8,2 kilómetros de perímetro fronterizo terrestre que separan Ceuta de Marruecos.

Los inmigrantes empezaron a acudir en grupo hasta la zona conocida como Finca Berrocal, aunque fueron contenidos por las fuerzas auxiliares de Marruecos.

Unos 60 subsaharianos intentaron aproximarse al doble vallado, aunque ninguno consiguió entrar en Ceuta como consecuencia del despliegue policial y la labor disuasoria del helicóptero de la Guardia Civil, también desplazado al perímetro fronterizo.

Desde mediados de agosto no se había registrado ningún intento de entrada masiva después de que las autoridades marroquíes impidieran que unos 450 inmigrantes subsaharianos entraran por la aduana.

En el último mes la presión migratoria se ha reducido en el entorno fronterizo como consecuencia de las redadas realizadas en el lado marroquí del vallado, aunque la policía española mantiene la alerta al entender que en cualquier momento se puede producir un nuevo intento.