EFEMérida

Los gobiernos de las tres comunidades autónomas limítrofes con Extremadura han anunciado este miércoles el cierre perimetral de sus respectivos territorios, por lo que la ciudadanía extremeña no podrá salir de su región, a pesar de que su Ejecutivo autonómico no ha adoptado, de momento, esta medida.

Los gobiernos de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía han anunciado que decretarán el confinamiento perimetral de sus territorios para prevenir la expansión de los contagios de la covid-19 hasta el próximo 9 de noviembre.

De momento, el Gobierno extremeño, que este viernes se reunirá en sesión extraordinaria, no ha trasladado su intención de adoptar esta misma medida, si bien estudia nuevas iniciativas para frenar la pandemia en grandes núcleos poblacionales.

De hecho, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, escribió este martes en la red social de Twitter, a quienes le preguntaban por un posible cierre de "las fronteras autonómicas", que "no se puede cerrar lo que no existe, un país tiene fronteras, una región no".

Asimismo, añadió que "necesitamos a la Guardia Civil y a las Policías nacional y locales pendientes de la movilidad de las personas y no de los coches".

El consejero extremeño de Sanidad, José María Vergeles, ha dicho este miércoles en rueda de prensa que los aislamientos perimetrales han funcionado en pequeños municipios. En los últimos diez días, el Ejecutivo extremeño ha decretado el cierre de 19 municipios.

La incidencia acumulada en los últimos catorce días en Extremadura es de 474,01 casos por cada 100.000 habitantes, una tasa superior a la de Andalucía (396) y Castilla-La Mancha (460), e inferior a la de Castilla y León (700).

Sin embargo, el porcentaje extremeño de camas UCI ocupadas por pacientes con coronavirus, un 18,26 %, está por debajo de los valores que presentan sus tres comunidades limítrofes, así como el índice de positividad de las PCR.

Extremadura, con 300 personas ingresadas en sus hospitales, ha registrado en las últimas 24 horas un total de 459 contagiados, la tercera cifra más alta desde el inicio de la segunda ola de la pandemia, tras los 524 del día anterior y los 500 del pasado 24 de octubre.