EFESevilla

Una anciana de 90 años se ha convertido en la primera víctima mortal del brote de listeriosis que se confirmó el 15 de agosto en Andalucía, donde siguen hospitalizadas 53 personas, y del que se han notificado otros dos posibles casos en Cataluña por la ingesta de carne afectada, que también llegó en pequeñas cantidades a Tenerife y a Segovia.

José Miguel Cisneros, director de la unidad de infecciosos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla y portavoz de la Junta de Andalucía para esta "crisis sanitaria", como la ha definido, ha explicado a la prensa que la anciana ingresó el 15 de agosto en este centro en un estado de salud "deteriorado", tras comer carne mechada de la marca "La Mechá", origen de este brote, y que falleció la pasada madrugada.

El número de contagiados por listeria confirmados en Andalucía ascendía a 114 a las 20:00 horas de ayer, último dato oficial facilitado, 34 más que el lunes, aunque los hospitalizados se han reducido en tres, hasta los 53, de los que 18 son embarazadas y otros dos bebés recién nacidos.

La mayoría de los ingresados -35 enfermos- lo están en hospitales de Sevilla, otros siete en centros de Huelva, seis más en Málaga y los cinco restantes, en Cádiz.

Otros cinco posibles contagiados, detectados en Extremadura, han sido dados de alta, al igual que otra persona con sospecha de listeriosis ingresada en un hospital de Madrid, según han informado los respectivos consejeros autonómicos de Salud.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) ha notificado dos posibles afectados más, miembros de una familia que consumieron carne mechada llevada desde Andalucía, según ha informado la Generalitat.

Y la Junta de Castilla y León ha activado el procedimiento de Gestión de la Red de Alerta Rápida Alimentaria tras comprobar que un establecimiento ubicado en San Rafael, en la provincia de Segovia, ha recibido una redistribución de carne contaminada.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Sanidad de Canarias han precisado a Efe que la partida de 1,4 kilos de la carne afectada que llegó a la isla fue adquirida por una cafetería del municipio tinerfeño de Adeje, fue comprada para uso de los propietarios de este establecimiento y nunca llegó a comercializarse, ni tampoco se han notificado ningún caso de personas afectadas.

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha advertido de que pueden aparecer nuevos casos porque esta enfermedad tiene un período de incubación muy variable, dependiendo de las condiciones de cada persona y la cantidad de germen de la carne ingerida.

Una explicación en la que ha coincidido el expresidente del Consejo General de Colegios de Veterinarios de España, Juan José Badiola quien, además, ha considerado que va a ser muy difícil conocer dónde se contaminó con listeria.

La listeriosis es un riesgo para las gestantes ya que puede traspasar la placenta y si la bacteria se disemina "puede provocar abortos, muerte fetal, parto prematuro o infecciones graves en el recién nacido como meningitis o sepsis", según ha explicado a Efe el microbiólogo Julio García, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc)

También se investigan en Andalucía dos abortos, aunque el portavoz de la Junta ha matizado que su relación con esta patología la determinarán los análisis patológicos.

Cisneros ha recordado que la listeriosis causa unos trescientos enfermos al año en España, con una tasa de mortalidad de un 20 por ciento, aunque la morbilidad del brote detectado en Andalucía ha sido mayor al expandirse mediante alimentos contaminados.

En opinión de este especialista, presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), para el control de este brote es crucial que quienes hayan comido la carne mechada contagiada de listeria lo comuniquen a su médico, pues la detección temprana de esta patología mejora su tratamiento.

Ha valorado como "muy buena" la respuesta de la Junta ante esta "crisis sanitaria", porque "en pocos días, y en pleno mes de agosto", ha localizado el origen de la listeriosis, ha retirado la carne contaminada, que ya no se produce, ha decretado la alerta sanitaria y ha hospitalizado a los afectados.

Cinco personas fallecieron el pasado junio en el Reino Unido por un brote de listeriosis originado por bocadillos de pollo contaminados y el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades afronta desde hace un año un brote de este enfermedad vinculado al salón ahumado que también ha causado varias víctimas mortales.

Las organizaciones de consumidores FACUA y OCU han criticado la gestión del brote de listeriosis y han anunciado que exigirán responsabilidades a la empresa sevillana Magrudis, que comercializó la carne infectada, para que indemnice a los afectados.

El Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos, y el Ayuntamiento de Sevilla (PSOE), se han culpado esta martes de los errores cometidos en los análisis de la carne infectada, que retrasaron varios días la identificación del fabricante.

Estas acusaciones se han reproducido también entre dirigentes del PP y del PSOE andaluz, que se han acusado de instrumentalizar políticamente este episodio de listeriosis, el de mayor envergadura de los registrados en España.