EFEAlcalá de Henares (Madrid)

El Rey ha destacado hoy la importancia de impulsar "entre todos" la innovación en España y de trabajar para promover las vocaciones innovadoras, porque, según ha advertido, un país que no innova "queda, en el mejor de los casos, a remolque o a merced de los demás".

Don Felipe y doña Letizia han presidido esta mañana en el claustro del Museo Arqueológico Regional de la localidad madrileña de Alcalá de Henares la entrega de los Premios Nacionales de Innovación y de Diseño 2016, que han reconocido la labor del bodeguero Carlos Moro, la empresa Cosentino, la Agencia Gallega de Innovación, el diseñador industrial Mario Ruiz y la compañía Simon.

"Los premiados deben servirnos de ejemplo", ya que "es fundamental despertar y fomentar las vocaciones innovadoras en nuestro país", ha recalcado el Monarca en su intervención tras la entrega de los galardones, y ha precisado que la financiación en sí misma, "aunque muy necesaria, no garantiza por sí misma la innovación".

Por tanto, "si queremos de verdad impulsar la innovación en nuestro país, lo debemos hacer entre todos, participando activamente en los procesos que la materializan, o apoyando, incentivando, premiando y dando la debida consideración y atención social a sus protagonistas, a sus obras e iniciativas", ha argumentado.

Tras pedir perdón por su ligera afonía -"Me presento ante todos con una voz distinta; no era mi deseo, pero así es", ha comentado-, don Felipe ha dado inicio a su discurso con una reflexión sobre la "importancia crucial" de la innovación y el diseño, que "son determinantes a la hora de valorar la capacidad y el prestigio de una sociedad, de un país".

A continuación, ha querido dejar claro que la elección de Alcalá como sede de la actual edición de estos premios obedecen a su doble condición de Ciudad de la Ciencia y la Innovación y de localidad natal de Cervantes, "el gran genio español" e "innovador literario", de quien se conmemora el cuarto centenario de su fallecimiento.

Estos premios, otorgados por el Ministerio de Economía e Industria, distinguen la labor de personas y entidades que, "como Cervantes" en El Quijote, "se atreven a hacer las cosas de manera distinta", ha apuntado el Rey, quien ha resaltado asimismo que la innovación y el diseño, al igual que la ciencia, son "pilares básicos de la competitividad".

"Un emprendedor, una empresa, un sector o un país que en un mundo tan globalizado no innova queda, en el mejor de los casos, a remolque o a merced de los demás; y pierde con ello capacidad de iniciativa, liderazgo y competitividad", ha reflexionado Felipe VI.

En ese contexto, ha recordado cómo su propia agenda incluye "importantes convocatorias centradas en la innovación": este jueves visitará con doña Letizia el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), el viernes participará junto a los presidentes de Italia y Portugal en la cumbre Cotec Europa y unos días más tarde presidirá en Málaga el foro Transfiere.

La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha representado al Gobierno en este acto, en el que el bodeguero Carlos Moro ha recibido el Premio Nacional a la Trayectoria Innovadora y el consejero gallego de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, ha recogido el galardón dedicado a la Compra Pública Innovadora con que se ha distinguido a la Agencia Gallega de Innovación.

La empresa de explotación de canteras Cosentino ha sido galardonada en esta edición con el Premio Nacional a la Internacionalización, mientras que los Premios Nacionales de Diseño 2016 han correspondido a Mario Ruiz en la categoría de Profesionales y a la compañía de accesorios de electricidad Simon en la modalidad de Empresas.