EFESanta Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias ha elevado hoy jueves a 4 (riesgo extremo) el nivel de alerta epidemiológico de la isla de Gran Canaria ante el aumento de la incidencia de contagios y especialmente de la presión hospitalaria y de ocupación de las UCI.

Las medidas restrictivas, que se aplican ya en Tenerife, isla que desde hace 15 días se encuentra en este nivel máximo, entrarán en vigor el próximo lunes a las 00:01 horas, según ha explicado el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, tras la reunión del Consejo de Gobierno.

El resto de las islas mantienen su actual nivel: Fuerteventura, donde ha aumentado la incidencia y la ocupación hospitalaria pero no en niveles registrados en las dos islas capitalinas, se mantiene en nivel 3, igual que La Palma; Lanzarote y La Gomera, en el nivel 2, y El Hierro, en nivel 1.

Trujillo ha considerado que aunque Canarias se encuentra en el pico pandémico, se está produciendo un parón y descenso en el número de contagios en todos los grupos etarios -entre las semanas del 21 al 27 de julio y del 28 julio al 3 agosto disminuyeron un 7%- y la incidencia tanto a siete como a 14 días se está reduciendo.

No obstante, ha alertado de que la ocupación de las camas UCI se ha incrementado y se ha convertido en la cuarta comunidad con mayor sobrecarga.

La media de edad de las personas hospitalizadas por covid-19 en Canarias en los últimos 15 días es de 55 años, y en las UCI, de 51 años. El 25% de los pacientes en unidades de críticos tenían de 12 a 39 años.

En este intervalo de las últimas dos semanas se contabilizaron en Canarias 10.796 nuevos casos, 2.411 de los cuales entre personas con la pauta de vacunación completa (22,3%) y los 8.8385 restantes entre no inmunizados, bien con una sola dosis o sin ninguna.

El porcentaje de camas hospitalarias ocupadas por pacientes sin inmunizar está en el 70%, y en las UCI, en el 72%.

En el análisis pormenorizado isla por isla, el consejero de Sanidad ha recalcado que en Tenerife ha ido descendiendo "claramente" el ritmo de ascenso de las incidencias a siete y 14 días, con la excepción de los mayores de 65 años.

Con todo, preocupan el índice de positividad de las pruebas, por encima del 13%, y, sobre todo, la ocupación de camas UCI, que ronda el 29%.

En Gran Canaria, en cambio, han aumentado las incidencias a una y dos semanas vista, sobre todo en la más reciente, y el nivel de positivos por prueba diagnóstica realizada ha rebasado el 10%, mientras que el nivel de ocupación de las UCI se sitúa en el 16%.

Donde ha mejorado "claramente" la situación en las últimas semanas es en La Palma, ha indicado el consejero, con descensos pronunciados en la incidencia acumulada y en la ocupación de las UCI, que ha pasado del 26% al 11,5%. Además, el índice de positividad es de apenas el 2,8% y la trazabilidad de los casos, superior al 85%.

Blas Trujillo ha pronosticado que "en fechas muy próximas" Canarias logrará el objetivo de tener vacunada al 70% de la población diana antes de que finalice el verano, algo que conseguirá Lanzarote mañana mismo y La Gomera, "en unos días". Ahora mismo está en el 63,3% en el global del archipiélago.