EFEGranada

Administraciones, sindicatos, asociaciones feministas y municipios de la provincia de Granada se han concentrado este miércoles en señal de duelo por la muerte de Mónica, una vecina de Fuentes de Cesna, pedanía de Algarinejo, asesinada por su marido en un episodio de "terrorismo machista".

Amigos y vecinos de Mónica, la mujer de 50 años que este martes se convirtió en la segunda víctima de la violencia de género del país en 2022, se han concentrado en señal de condena y para honrar su memoria.

Según los primeros datos de la investigación, la mujer fue asesinada entre la medianoche y la madrugada de este martes por su marido, que después de apuñalarla se suicidó con una escopeta en el domicilio conyugal de Fuentes de Cesna.

El alcalde de este pueblo del Poniente granadino, Jorge Sánchez, ha explicado a EFE que sus vecinos afrontan el primero de los tres día de luto oficial desde la incredulidad y la tristeza.

"Mis vecinos están consternados porque era una pareja trabajadora, entrañable, que no parecía tener problemas. Por eso hay que insistir en las denuncias y en el trabajo conjunto de todas las administraciones", ha añadido Sánchez.

Los minutos de silencio con los que Algarinejo ha recordado a su vecina se han repetido en todas las comarcas de la provincia con concentraciones similares para condenar el terrorismo machista y pedir un papel activo a la sociedad que proteja a las víctimas.

El Ministerio de Igualdad ha condenado este nuevo asesinato por violencia de género que convierte a Mónica en al segunda víctima en España en 2022 y la 1.128 desde 2003, fecha en la que comenzaron a recopilarse estos datos.

La ministra de Igualdad, Irene Montero y la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha resaltado su más absoluta condena y rechazo a este asesinato machista y han pedido que desde las instituciones, administraciones y el conjunto de la sociedad se hagan todos los esfuerzos posibles para llegar a tiempo y evitar más muertes.

Representantes de la Junta de Andalucía en Granada también han guardado un minuto de silencio con el que acompañar a familiares y amigos de Mónica y a sus vecinos.

La coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Granada, Ruth Martos, ha explicado que trabajan con los padres, los dos hijos y una hermana de la víctima para que tengan primeros auxilios psicológicos y ha pedido a la sociedad permanecer atentos y denunciar ante la más mínima sospecha de maltrato.

La sede de la Diputación de Granada ha sido escenario de otra de las concentraciones de condena en la que su presidente, José Entrena, acompañado de diputados de todos los grupos políticos, trabajadores y representantes del Consejo Provincial de Igualdad entre Hombres y Mujeres, ha lamentado un nuevo episodio de terrorismo machista.

El silencio de condena se ha repetido también ante la puerta del Ayuntamiento de Granada, donde el alcalde, Francisco Cuenca, ha dicho que este crimen machista avergüenza "al país, a la sociedad y a todos los que exigen igualdad".

Cuenca ha condenado además las "actitudes y posiciones políticas" que quieren reducir a general una violencia de género y ha recalcado que las matan "por machismo, por un machismo que existe".

Los sindicatos UGT, CCOO y SCIF también se han sumado a las muestras de repulsa por el asesinato de Mónica y han pedido actuar sin escatimar en medios o personal para erradicar la lacra de la violencia de género, contra la que también se concentrarán por la tarde asociaciones feministas en la céntrica Plaza del Carmen de Granada.