EFERedacción central

Jóvenes de todo el mundo se han manifestado este viernes convocados por el movimiento Fridays For Future (FFF) para reclamar "justicia climática en la nueva normalidad", en actos marcados por medidas de seguridad impuestas por la Covid-19 y encabezados por la activista, Greta Thunberg.

Se trata del primer día de acción global que FFF convoca este año y lo ha hecho coincidiendo con la Asamblea General de la ONU cuyo objetivo es impulsar la implementación del Acuerdo de París, que busca evitar que se sobrepase en este siglo la barrera de 1,5 grados de aumento de la temperatura global, y que este año cumple cinco años sin que se haya hecho lo suficiente para cumplir sus metas.

Ese mismo objetivo ha llevado a FFF a convocar los actos de hoy y los primeros en sumarse han sido los miles de jóvenes de Asia-Pacífico que en Australia, Corea, India o Japón han exigido medidas contra la crisis climática en el marco de un Día de Acción Global condicionado por las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19.

Escolares australianos han liderado campañas en ciudades como Sídney, Melbourne o Perth contra en la contaminante política energética del Gobierno australiano, mientras que los jóvenes activistas indios han centrado su fuerza en las huelgas telemáticas, seminarios web y actividades virtuales y en Japón se han recogido de firmas a través de internet a favor de abandonar los combustibles fósiles y de aplicar medidas más firmes contra el calentamiento global.

En Europa las protestas han estado encabezadas por la líder del movimiento global FFF, Greta Thunberg, que ha escrito en las redes sociales, acompañando a una foto de la manifestación celebrada frente al parlamento en Estocolmo (Suecia), la frase: "Hoy es nuestra jornada de acción global por el clima y nos manifestamos en 300 lugares distintos".

Ataviada una mascarilla con el emblema de FFF, la activista sostenía en la imagen dos pancartas, una con su lema habitual -"Huelga de alumnos por el clima"- y otra en la que pedía guardar distancias debido a la crisis del coronavirus.

Y es que las medidas de seguridad impuestas por la pandemia han marcado las protestas de esta jornada, escenificadas en manifestaciones, concentraciones, sentadas frente a la sedes de organismos oficiales y hasta paseos en bicicleta, como el que ha tenido lugar en Berlín y que ha concluido frente a la emblemática Puerta de Brandeburgo, con la asistencia de menos de mil personas según la policía.

Frente a ese lugar estaba convocada la principal manifestación, que se inició hacia las 12:00 y en la que habló la portavoz de Fridays for Future en Alemania, Luisa Neubauer y el copresidente del partido de Los Verdes, Robert Habeck, que ha reiterado la disposición de su partido de darle un lugar en las listas para las elecciones parlamentarias al movimiento.

En Edimburgo (Escocia) también se han concentrado decenas de estudiantes a las puertas del Parlamento al grito de "¿Qué queremos? ¡Justicia climática! ¿Cuándo la queremos? ¡Ahora!" para recordar que la COP-26 se celebrará en la ciudad escocesa de Glasgow del 1 al 12 de noviembre del año que viene y que este " es un momento crucial" para emprender acciones climáticas.

Entre pancartas como "Protesta ahora o nada después", "Protege nuestro habitat, no mi riqueza" o "El nivel del mar crece, así que nosotros también", los manifestantes pidieron al Gobierno escocés que asuma objetivos más ambiciosos después de declarar el año pasado la emergencia climática.

En Italia esta jornada de Acción Global ha reunido a unos 200 jóvenes frente al histórico Palacio de Montecitorio de Roma , donde se encuentra la sede de la Cámara de Diputados y también se han convocado actos similares en otras ciudades como Milán, Turín, Venecia, Florencia, Bolonia o Nápoles que han unido las protestas a favor de la protección del medioambiente con aquellas de estudiantes en contra de la gestión educativa del Gobierno y de las carencias del sistema educativo en el país.

El centenar de jóvenes que se han movilizado en el centro de Bruselas han lamentado no haber podido hacer la "gran manifestación" que deseaban porque el COVID se lo ha impedido pero, convocados por la organización Juventud por el Clima y pese a la incesante lluvia, se han reunido en la calle con pancartas en las que se podían leer proclamas como "La crisis climática exige una gestión, no un circo político" o "Si no ahora, ¿cuándo?", entre otras.

En Viena la lluvia y la pandemia tampoco han frenado a los 1.200 estudiantes que, según los organizadores, se han congregado, muchos menos que los 30.000 que acudieron a la convocatoria del año pasado, y en Francia los activistas de FFF han pospuesto la protesta para mañana sábado y han anunciado "un bran evento" en el centro de París.

España también se ha unido a la convocatoria de FFF y ha celebrado movilizaciones en decenas de ciudades, la más destacada la que ha tenido lugar en Madrid frente al Congreso de los diputados, que ha reunido a un centenar de jóvenes bajo el lema "Ante la emergencia, todas por el clima" y alusiones al presiente brasileño Jair Bolsonaro por su gestión en la Amazonía, todo ello acompañado de consignas como "señores diputados, que pasa con los grados" o "estamos tratando los síntomas, no la causa".

Todas estas reivindicaciones han quedado plasmadas en las redes sociales donde se han abierto las etiquetas #JusticiaClimática, #TúQuéHaces25S, #25SClimayTrabajo y #FightClimateInjustice para facilitar la participación a todos los niveles.