EFETrípoli

Guardacostas libios rescataron en las últimas horas en aguas del Mediterráneo a 185 personas que trataban de cruzar el mar con destino a Europa en embarcaciones precarias, informó hoy el portavoz de este cuerpo, Ayoub Qassem.

Según su relato, los inmigrantes fueron hallados a la deriva a unas cinco millas de la costa de la ciudad de Sabratha, a unos 150 kilómetros al oeste de Trípoli y uno de los principales bastiones de los traficantes de personas.

"Una tercera parte de los inmigrantes eran mujeres. También había numerosos niños. Son de diferentes nacionalidades africanas", explicó Qassem.

Agregó que "los traficantes de seres humanos han comenzado a usar botes de remo inflables mucho más grandes para poder llenarlos con más personas, ya que son relativamente más fuertes y soportan mejor el mar. Pero su uso supone un alto riesgo para sus vidas cuando hay olas grandes"

Con este rescate, ascienden a 305 las personas rescatadas del mar por servicios de guardacostas libios en los últimos tres días, destacó.

Autoridades en Trípoli explicaron a Efe, por su parte, que entre el 14 y el 16 de febrero fueron repatriados a Nigeria y Senegal 346 inmigrantes en dos vuelos fletados, en colaboración con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El primero de los aviones partió el 14 de febrero rumbo a Abuja y el segundo salió dos días después en dirección a Dakar.

Además de las misiones de la OIM en Trípoli, en la repatriación participaron la Oficina libia de lucha contra la inmigración ilegal, la embajada de Nigeria en Trípoli y la representación diplomática de Senegal en Túnez.