EFEGinebra

El secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó hoy que el mundo debe reducir la dependencia de los combustibles fósiles con celeridad, ya que ésta "nos lleva cada vez más cerca de la catástrofe", como muestra el nuevo informe presentado hoy por la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

"Los combustibles fósiles son un callejón sin salida en lo medioambiental y lo económico", indicó Guterres, quien subrayó que "la guerra de Ucrania y sus efectos inmediatos en los precios de la energía son otra llamada de atención al respecto".

En su intervención en vídeo durante la presentación del informe de la OMM, que alerta de niveles récord en cuatro indicadores climáticos, Guterres denunció que los gobiernos conceden tres veces más ayudas a las energías basadas en combustibles fósiles (carbón, gas, petróleo) que a las renovables, "un escándalo que debe acabar".

"Cada año, estos gobiernos destinan medio billón de dólares para bajar artificialmente el precio de los combustibles fósiles", cuando energías renovables como la solar o la eólica "están ya ampliamente disponibles y en mucho caso son más baratas", defendió.

Guterres pidió a actores públicos y privados de todo el mundo que tripliquen sus inversiones en estas energías renovables para alcanzar al menos los 4 billones de dólares anuales.

"Es el momento de que líderes públicos y privados dejen de hablar de las renovables como un distante proyecto en el futuro, porque sin ellas, no habrá futuro", concluyó el político portugués.