EFEAlgeciras (Cádiz)

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil han aprehendido 2.011 kilos de cocaína que llegaron al puerto de Algeciras (Cádiz) en un contenedor procedente de Ecuador.

La operación se inició cuando, en el marco de los controles sobre contenedores procedentes de Sudamérica que habitualmente llevan a cabo la Unidad de Análisis de Riesgos (UAR) de la Aduana de Algeciras, se tuvo conocimiento de la llegada de varios equipamientos procedentes de Ecuador, han informado hoy ambos cuerpos en una nota de prensa.

Tras un minucioso trabajo de análisis de riesgos, los agentes sospecharon que en alguno de ellos pudiese haber estupefacientes camuflados.

Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y Guardias Civiles, inspeccionaron los contenedores y en uno de ellos, que portaba merluza congelada, hallaron 1.741 pastillas que venían ocultas en dos palés del contenedor.

Las pastillas contenían una sustancia de color blanco y presentación harinosa, que dio positivo al "narcotest" por cocaína al que fueron sometidas.

En total las pastillas tenían un peso bruto aproximado de 2.011 kilos de cocaína.

Las actuaciones y la droga han sido puestas a disposición del titular del Juzgado de Algeciras en funciones de guardia, que dirige las investigaciones que se han emprendido para tratar de identificar a las personas vinculadas con este envío.

Este alijo de cocaína intervenido en el puerto de Algeciras, supera al que se interceptó en abril del año pasado en la Operación Jumilla.

El 29 de abril de 2021, tras un año de investigaciones, se interceptó en la parte posterior de un contenedor cargado de caballa congelada 1.616 kilos de cocaína, que habría alcanzado en el mercado negro un valor de 48 millones de euros.

La Operación Jumilla, en la que la Guarda Civil intervino más de 16,5 millones de euros en efectivo y detuvo a 28 personas, permitió desentrañar hasta que punto las redes de narcotráfico de cocaína estaban infiltradas en el puerto de Algeciras.

Entre los detenidos estaba un empleado del puerto, conocido entre los miembros de las organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de cocaína a través del recinto algecireño como el "Messi de la Torre", que por su trabajo tenía información puntual y permanente de la localización de los contenedores procedentes de Sudamérica y también de cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad solicitaban inspeccionarlos al llegar a Algeciras.

El alijo intervenido ahora pone de manifiesto que, pese a aquella importante operación policial para erradicar el uso del puerto de Algeciras como punto de entrada de cocaína desde América, las redes del narco siguen intentando introducir la droga oculta en contenedores.