EFEMadrid

La llegada a la península de Hortense, una nueva borrasca atlántica, dejará en las próximas horas lluvias débiles generalizadas, temporal marítimo y viento muy fuerte con rachas de 100 kilómetros por hora e incluso más, que se intensificarán en todo el país y activarán la alerta naranja en 12 comunidades.

Lo más significativo de esta borrasca será "la intensificación y la generalización" de las rachas de viento muy fuertes en gran parte de la península y en las Islas Baleares desde esta noche y hasta mañana viernes, ha señalado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien alerta ante posibles riesgos.

Ante esta situación, la Aemet, que ha nombrado la borrasca Hortense, mantiene activadas para este viernes el aviso naranja (riesgo importante) por fuertes vientos del oeste y suroeste en 9 comunidades: Andalucía, Aragón, Cataluña, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cantabria, Galicia, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y La Rioja.

Hortense, la séptima borrasca con gran impacto de la temporada 2020-2021 y la tercera de 2021, tras Filomena y Gaetán, es de pequeño tamaño y no muy profunda, y se desplaza con mucha rapidez de oeste a este, ha apuntado el portavoz, quien observa que pasará muy cerca de España, de ahí su capacidad para dejar el fuerte e intenso viento.

Esta borrasca también provocará -desde esta noche y mañana- un fuerte temporal marítimo en todo el litoral de la fachada cantábrica con olas de 5 metros, y en Galicia de 7 metros, mientras que en el área mediterránea el oleaje será de menor intensidad.

Para el portavoz de la Aemet, nos encontramos inmersos en un temporal atlántico en el que se van a suceder, al menos hasta el próximo martes, el paso de sucesivas borrascas asociadas a una intensa corriente en chorro que circula en niveles altos de la atmósfera hasta latitudes cercanas a las nuestras.

Desde primeras horas de este jueves, un nuevo frente dejará de nuevo lluvias débiles en la vertiente atlántica, más persistentes en el suroeste de Galicia. Dichas precipitaciones irán acompañadas de viento fuerte, que puede llegar a muy fuerte en Galicia y zonas montañosas de la Península.

Respecto a las temperaturas, desde la Aemet señalan que hoy las diurnas subirán de forma "notable y generalizada" en todo el país, excepto en zonas del suroeste peninsular, donde se prevén pocos cambios; las mínimas en ascenso, localmente notable, y solo se esperan heladas, débiles en general, en los Pirineos y, de forma aislada, en montañas de la mitad norte y del sudeste.

Por capitales de provincia, Valencia, Málaga, Murcia, Castellón, Alicante y Almería registrarán la máxima con valores entre 19 y 20 grados, mientras que en el interior peninsular, Madrid y Toledo registrarán 11 y 14 grados respectivamente; por el contrario, el día más frío lo pasarán en Castilla y León y en la provincia de Teruel (Aragón), donde la máxima no pasará de 8-9 grados.

Por la noche, Ávila, Teruel, Cuenca y Soria tendrán la madrugada más fría con mínima entre 0 y 3 grados.

El viernes, Hortense azotará el país con fuertes vientos, intenso oleaje y con lluvias en amplias áreas del territorio nacional, salvo en la Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía oriental. En Galicia, sin embargo, lloverá con carácter fuerte y persistente, y en ocasiones acompañado de tormentas.

Las temperaturas bajarán respecto a hoy jueves y persistirán las heladas en zonas de montaña, con una cota de nieve que se situará al final del día en unos 1.000 metros en la zona norte y en el centro. En el sureste peninsular los vientos del oeste llegarán recalentados y harán que los termómetros lleguen a alcanzar los 22- 24 grados.

Este episodio de meteorología adversa continuará durante el fin de semana, y así el sábado, aunque Hortense abandonará la península, otra borrasca, aún sin nombre, ocupará su lugar con lluvias débiles en la vertiente atlántica y ocasionalmente en el área mediterránea, más persistentes en Galicia y en el sur de los sistemas montañosos.

Las rachas de viento podrán ser fuertes o muy fuertes y afectarán, dependiendo de los días, a diferentes zonas de la Península y de Baleares, probablemente con mayor frecuencia a Galicia y al área cantábrica.