EFEYakarta

Las autoridades de Indonesia han comenzado a usar unos aparatos especiales que funcionan como narices electrónicas para detectar la covid-19 a través del aliento, convirtiéndose en uno de los primeros países del mundo en utilizar esta tecnología.

Pasajeros en la estación de tren Pasar Senen en Yakarta se sometieron este jueves a la prueba, que consiste en soplar en una bolsa de plástico que es analizada por los detectores GeNose, desarrollados por la Universidad de Gadjah Mada de Yogyakarta.

Estas "narices electrónicas" detectan la covid-19 a través de partículas en el aliento con una precisión superior al 90 por ciento mediante tecnología de inteligencia artificial, indicaron sus creadores en un comunicado.

Las autoridades empezaron a hacer las primeras pruebas con estos detectores el miércoles, pero el lanzamiento oficial será mañana viernes.

La pruebas con los GeNose, que cuestan unas 20.000 rupias indonesias (unos 1,40 dólares o 1,19 euros), son más baratas que los test de antígenos o los PCR, que analizan los anticuerpos para detectar el coronavirus.

Indonesia es el país más afectado por la pandemia del Sudeste Asiático, con unos 1,1 millones de contagios y más de 30.700 muertes entre sus 270 millones de habitantes.

Las autoridades de Holanda también han lanzado un aparato similar, llamado SpiroNose, que detecta la covid-19 a través del aliento y, según los ensayos, identifica los negativos con certeza en un 70 por ciento de los casos y no es concluyente en el 30 por ciento restante.

Asimismo, un grupo de investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid están desarrollando unos sensores que detectan el coronavirus a través de biomarcadores en el aliento, con una técnica similar a los test de alcoholemia.