EFESanta Cruz de Tenerife

Efectivos de Vigilancia Aduanera, en una operación conjunta con la Guardia Civil y la Policía Nacional, interceptaron a unas 230 millas náuticas al norte de Canarias un pesquero que transportaba 560 kilos de cocaína y detenido a sus siete tripulantes, seis brasileños y un francés.

El pesquero, de 19 metros de eslora, de nombre Mestre Doca I y con bandera de Brasil, fue trasladado, tras ser interceptado el pasado miércoles, al puerto de Santa Cruz de Tenerife, informan fuentes del Ministerio de Hacienda y Función Pública este viernes.

La operación, dirigida por la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional, cristalizó con el abordaje del pesquero, que procedía de Sudamérica, pese al intento de huida por parte de la tripulación al detectar la presencia del patrullero Fulmar, de la Agencia Tributaria.

Las condiciones de navegación y de asalto resultaron "muy complicadas" debido a la mala situación de la mar, en mitad de un temporal", indica la nota.

Tanto los detenidos como la embarcación, la droga y las diligencias policiales pasarán a disposición del Juzgado Central de Instrucción en funciones de guardia de la Audiencia Nacional.

El Gobierno recalca que esta operación es "una más" de las efectuadas en la lucha contra el tráfico de drogas en la denominada ruta atlántica de la cocaína, conocida por ser utilizada por pesqueros que, procedentes de Sudamérica, transbordan las sustancias estupefacientes en mitad del Atlántico para su posterior introducción en el continente europeo.