EFEBarcelona

El Departamento de Interior ha rebajado a la fase de alerta el plan Inuncat, al remitir el temporal que ha azotado Cataluña en los últimos días, aunque todavía siguen las afectaciones en las carreteras y el suministro de agua corriente y eléctrico, con cerca de 2.000 abonados sin luz.

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para hacer balance de la situación una vez ha amainado el temporal y, pese a recomendar todavía precaución en las proximidades de rieras y ríos, ha anunciado que los servicios de emergencias se están retirando y rebajando los planes de Protección Civil activados en los últimos días.

Concretamente, ha explicado Buch, el plan Inuncat, que entró en la fase de emergencia el pasado miércoles, se ha rebajado ya al de alerta y la previsión es que en las próximas horas pase al nivel de prealerta o se desactive completamente.

Según Buch, la borrasca "Gloria" que los últimos días se ha ensañado en Cataluña, y que ha dejado cuatro muertos y un desaparecido en esta Comunidad, ha sido un "temporal extraordinario", que el propio Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC) ha tildado de "insólito", por lo que excepcionalmente se han tenido que activar de forma simultánea los tres planes de emergencia Inuncat, Neucat y Vencat.

Con el temporal ya finalizado, el conseller ha asegurado que el Departamento de Interior da paso a otros, como el de Presidencia o del Territori i Sostenibilidad, que se encargarán de "pilotar la recuperación de este episodio de emergencia".

Pese a haber cesado las lluvias, los cursos fluviales siguen muy llenos, de manera que Interior sigue recomendando precaución a los ciudadanos que tengan que acercarse a ríos, rieras o torrentes y ha pedido a los conductores que, de cara al fin de semana, se informen del estado de las carreteras antes de salir de casa.

Según el Departamento, todavía siguen sin luz cerca de 2.000 abonados -en Olivella, Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) y Girona- y continúan las incidencias en el suministro de agua potable en Hostalric (Girona), además de algún municipio aislado por desprendimientos, como Gualba.

Los Bomberos de la Generalitat, que a lo largo del temporal han intervenido en 8.168 situaciones de emergencia, siguen colaborando con Salvamento Marítimo en las tareas de búsqueda de un hombre desaparecido en Palamós (Girona) y mantienen activos 91 servicios por árboles y postes eléctricos caídos, daños al mobiliario urbano e inundaciones.

Asimismo, un total de 72 carreteras siguen afectadas por el temporal, lo que incluye tanto vías cortadas (39), como con restricciones a la circulación por la presencia de obstáculos en la calzada o de nieve.