EFEMurcia

La Guardia Civil investiga si la aparición de dos ancianos muertos en su vivienda de Sangonera la Seca (Murcia) se debió a la deflagración ayer de una bombona de gas o si, por el contrario, pudo deberse a un caso de muerte violenta, para lo que se espera el resultado de la autopsia, informa la Benemérita.

Los cadáveres se encontraron esta mañana cuando una vecina fue a la vivienda después de que ayer escuchase un ruido al que no dio importancia, pero al comprobar que había una ventana con los cristales rotos y que nadie respondía a sus llamadas, alertó por teléfono a la Guardia Civil, que al personarse y entrar al domicilio halló a los ancianos muertos a consecuencia de unas heridas que podrían concordar con un supuesto accidente de butano.

La autopsia y el análisis minucioso por la Policía Científica de la casa determinarán si realmente ha sido un accidente por una deflagración, o si las heridas que presentan se deben a una muerte de carácter violento, hipótesis todavía no descartada. La investigación ha quedado bajo secreto de sumario.