EFERoma

El Gobierno italiano esperará una valoración de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para administrar la vacuna de Janssen, que Estados Unidos ha recomendado suspender cautelarmente tras la detección de casos de trombos, pero considera que "es una vacuna que tendrá que usarse" porque es importante.

Así lo ha asegurado el ministro de Sanidad de Italia, Roberto Speranza, en el programa de la televisión pública "Porta a Porta", que se emitirá esta noche pero del que los medios publican algunos adelantos.

"Hemos tenido una reunión hoy con nuestros científicos y la Agencia italiana de Medicamentos (AIFA) y estamos en la misma línea que la EMA: evaluaremos en los próximos días qué hacer, tan pronto como la EMA y Estados Unidos den valoraciones definitivas, pero creo que esta vacuna también tendrá que suministrarse, porque es una vacuna importante", ha dicho.

El presidente del Instituto Superior de Sanidad (ISS), Silvio Brusaferro, también ha subrayado a la salida de esta reunión que Italia "toma nota" de la decisión de la empresa de retrasar el envío de dosis a Europa tras la suspensión cautelar de las autoridades estadounidenses, y ha recomendado mantener las 184.000 vacunas que Italia ha recibido "en espera y distribuirlas tan pronto como se aclare la situación".

"Estamos en continuo contacto con la EMA y el resto de los países europeos para analizar la situación. La campaña de vacunación continúa", ha apuntado, al tiempo que ha reconocido que las vacunas recibidas este martes de la filial de Johnson & Johnson representan "un número bajo".

La farmacéutica Johnson & Johnson anunció este martes que retrasará el reparto de la vacuna de Janssen contra la COVID-19 en Europa tras la suspensión cautelar ordenada hoy por las autoridades en Estados Unidos debido a varios casos "raros y graves" de coágulos.

"Hemos estado revisando estos casos con las autoridades sanitarias europeas. Hemos tomado la decisión de retrasar proactivamente el reparto de nuestra vacuna en Europa", dijo en un comunicado la firma.

Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento ha dicho que está "investigando" todavía los casos de tromboembolismos detectados en Estados Unidos tras la vacunación con Janssen y advirtió de que "actualmente no está claro si existe una asociación causal" entre la vacuna y estas afecciones.