EFERoma

Italia siguió hoy registrando un alto número de fallecidos y de contagiados -837 personas murieron y 2.107 resultaron positivas-, pero en el Instituto Superior de Sanidad aseguran que la curva ha llegado a su fase plana y que durará varios días así para después comenzar a bajar.

Italia llegó hoy a los 12.428 muertos y a los 105.792 infectados, pero son datos que confirman que la curva de contagiados ha llegado el pico y da esperanzas al país sobre una salida de la crisis.

En Lombardía, la región más afectada, se llegó a 43.208 infectados, pero el aumento de contagios, 1.047, fue algo inferior al día anterior, mientras que los fallecidos alcanzaron los 7.199 al registrarse 381 más, también inferir a los 458 del día anterior.

El consejero de Sanidad de la región, Giulio Gallera, encargado de comunicar diariamente los datos, aseguró que estos "son la confirmación de una esperanza", pero pidió "no bajar la atención".

"Nuestra batalla está dando resultados", afirmó Gallera, quien destacó sobre todo que sólo se hayan registrado 68 nuevas hospitalizaciones y por primera vez ninguna persona fue ingresada en la unidad de cuidados intensivos.

ITALIA LLEGA A LA "MESETA" DE LA CURVA DE CONTAGIADOS

El presidente del Instituto Superior de Sanidad (ISS), Silvio Brusaferro, aseguró hoy que se ha llegado "al pico" en la curva de los contagios, aunque explicó que se trata de un "plateu" (una "meseta"), ya que se mantendrá la tendencia, aún en plano, durante algunos días para después empezar a bajar.

Durante una rueda de prensa sobre la situación epidemiológica en Italia, Brusaferro dijo que la curva sólo bajará "si se mantiene la atención" y "las medidas" y que "por ahora es difícil imaginar un reinicio de las actividades en poco tiempo".

El presidente del ISS también admitió que puede haberse subestimado la cifra de los fallecidos porque se cuentan aquellos que han dado positivo a una prueba, pero que ha habido muchos fallecimientos por neumonía sin que se haya realizado la prueba.

"Ha habido fallecidos en sus casas, donde no hay un informe médico, o todos aquellos que han muerto en las residencias. Es una estimación que deberemos hacer de manera más precisa", agregó.

También advirtió de que son importantes las decisiones que se tomen hasta ahora para evitar "que la curva vuelva a subir o conduzca a una situación de descontrol de la epidemia".

Esta tendencia se observa esta última semana en casi toda Italia y en particular en Lombardía. A nivel nacional, en pocos días pasó de un aumento diario de 6.500 casos a alrededor de 4.000, hasta ayer que bajó a los 1.648 y hoy siguió la tendencia.

LOS CONTAGIOS SE DETENDRÁN A MEDIADOS DE MAYO

Los contagios por coronavirus en Italia concluirán sólo en la segunda o tercera semana de mayo, aunque variarán según la región, según un estudio que está elaborando el Instituto Einaudi de Economía y Finanzas (Eief), un centro universitario de investigación en Roma.

El instituto ha elaborado las primeras proyecciones sobre la fecha en la que Italia alcanzará la cuota cero de infecciones registradas y que, según los datos disponibles, puede ser entre el 5 y el 16 de mayo.

Pero algunas regiones, como Veneto y Piamonte, pueden alcanzar el resultado ya en la primera quincena de abril, ya que el control de los contagios está más adelantado que en otras zonas del país, explican.

El estudio está a cargo de Franco Peracchi, profesor de la Universidad de Georgetown (Estatos Unidos) y la Universidad de Tor Vergata (Roma) y será revisado y publicado todas las noches en el sitio web de Eief después de las actualizaciones de los datos Protección Civil.

EL GOBIERNO PIENSA EN UNA APERTURA GRADUAL, PERO A PARTIR DEL 4 DE MAYO

Por el momento, el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, adelantó que la intención del Gobierno es prolongar "todas" las medidas para contener la propagación del coronavirus, el confinamiento y las restricciones de movimiento, "al menos" hasta el próximo 12 de abril, cuando concluya la Semana Santa, según ha recomendado el comité científico que asesora al Gobierno.

Las restricciones debían expirar el próximo 3 de abril, aunque el Gobierno deberá aprobar un decreto para su extensión, algo en lo que ya está trabajando.

El Ejecutivo ya está pensando en cómo será el plan que permita la restauración gradual de las actividades suspendidas hasta el momento.

Pero, según los medios de comunicación italianos, no se prevé que el aislamiento termine antes del 4 de mayo, ya que el Gobierno teme que debido al puente del 1 de mayo las personas puedan volver a salir masivamente de sus casas.

El virólogo Fabrizio Pregliasco propuso en declaraciones a los medios "proporcionar un momento diferenciado para el regreso a la vida social y la salida del hogar a los grupos de ancianos o personas más frágiles, que deberían protegerse de una manera particular".

Cristina Cabrejas