EFERoma

Italia ha sumado 8.585 nuevos contagios por coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que la cifra total de casos desde febrero, cuando comenzó la pandemia en el país, es de 2.056.277, informó hoy el Ministerio de Sanidad en un comunicado.

Desde el domingo han fallecido 445 personas, lo que eleva la cifra total desde febrero a 72.370.

Además, se han curado 14.675 personas desde el domingo.

La región del Véneto (norte) ha sido la que más casos ha tenido respecto al domingo, 2.782, y se ha situado muy por encima de la segunda en la lista, Lacio (cuya capital es Roma), que ha comunicado 966.

Emilia-Romaña ha tenido 750 y Lombardía, la más afectada por la pandemia, 573.

El Gobierno italiano ha calculado hoy que para el 1 de abril habrá en el país 13 millones de ciudadanos ya vacunados contra el coronavirus, lo que permitirá alcanzar la primera fase del proceso para erradicar el virus.

Será gracias a los lotes de vacunas que el país prevé recibir en el primer trimestre de las farmacéuticas Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca, cuya vacuna está pendiente de aprobación para poder distribuirse lo antes posible.

El responsable de la gestión de la emergencia, Domenico Arcuri, ha confirmado en una nota que desde mañana llegará al país el primer lote de casi 470.000 dosis semanales de Pfizer-BioNTech tal y como estaba previsto, por lo que el país no es uno de los afectados por los retrasos anunciados este lunes por la farmacéutica estadounidense.

De forma paralela, este lunes el Gobierno ha mostrado en público sus discrepancias a la hora de obligar o no a los empleados de la administración pública a vacunarse.

La subsecretaria de Sanidad, del Partido Demócrata (PD, centroizquierda), Sandra Zampa, ha considerado que "la obligatoriedad de la vacuna debe ser una condición previa para quienes trabajan en la administración pública" y que los empleados que no quieran hacerlo no deberían mantener su puesto de trabajo.

Sin embargo, la ministra de la Administración Pública, del antisistema Movimiento 5 Estrellas, Fabiana Dadone, se ha pronunciado momentos después para rechazar imposiciones.