EFEBarcelona

El doctor en medicina y filósofo colombiano Alejandro Jadad trabaja con las nuevas tecnologías para construir un nuevo paradigma y sistema de salud "más justo" que supere el actual modelo social y productivo, ya que, éste "amenaza nuestra salud individual y nuestra supervivencia como colectivo".

En una entrevista con Efe, Alejandro Jadad argumenta que "hemos adaptado un modelo propio de la era industrial a una sociedad mal llamada de servicios, que ya no resuelve nuestras necesidades".

Jadad es miembro del consejo asesor del e-Health Center creado hace medio año por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), centro que esta semana le ha concedido el título de Doctor Honoris Causa para aglutinar el conocimiento que desde el mundo universitario se genera en el ámbito de la salud en línea.

"Hay momentos en los que la humanidad necesita reinventar la forma de trabajar y de vivir", considera Jadad, para quien "no hay mejor momento que el actual para crear tecnologías que permitan a las persona vivir bien pese a las enfermedades crónicas graves y hacer que logren un nivel de independencia que antes no habría sido posible, cuando se consideraba al paciente sólo como un agente pasivo en su propio cuidado".

Jadad, nacido cerca de Medellín en 1963 e hijo y nieto de médicos, creó en 2002 el Centre for Global eHealth Innovation en la University Health Network y la Univesidad de Toronto, una red de investigadores que con tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) desarrollan herramientas clínicas virtuales para transformar el encuentro entre paciente y médico.

Ante la "evidencia" de que la salud del planeta y, por tanto de las personas, "no se puede delegar sólo a los sistemas de salud", Jadad propone "buscar soluciones más globales para conseguir una sociedad más consciente, informada, tranquila y sana".

Por ello, desde el centro también utilizan las TIC para responder a las "amenazas de la salud pública, como la pobreza, la obesidad o las enfermedades crónicas complejas" explica Jadad.

Con colaboradores en 94 países, el centro permite conectar a pacientes con dolencias similares a través de una red social de la salud, para que se acompañen en los tratamientos.

Asimismo el centro ofrece videoconferencias para resolver dudas sobre distintas enfermedades y posee el primer Laboratorio de Sanidad Electrónica de Canadá, destinado al estudio de las innovaciones de salud en línea y donde se prueban aplicaciones informáticas para atender a los pacientes a través de la red.

Un paciente informado y acompañado "afronta mejor su dolencia, la acepta y la combate con resultados más óptimos" valora el experto.

También con el objetivo de mejorar la salud de forma equitativa en todo el mundo, Jadad dirige el Institute for Global Health Equity and Innovation de la Universidad de Canadà.

Desde este centro, "se abordan temas como la política y el poder y se generan debates sobre temas esenciales que amenazan la salud y la pervivencia del planeta, como el cambio climático, las desigualdades, o el crecimiento de las megaciudades".

Sobre salud, Alejandro Jadad se lamenta de que con los avances de la medicina "creemos que podemos curarlo todo" y el papel del médico "ha olvidado su función sanadora real, que incluye alivio y consuelo", con lo que propone "abordar los cuidados paliativos e integrar la muerte como parte del proceso natural de vida, para vivir aceptándola".

Según el experto, "vivimos en una sociedad que necesita cuidados paliativos, y en la que los sentimientos, las emociones y los humanos hemos pasado a un segundo plano".

"El sistema sanitario nos enferma, el educativo es castrador y mata la creatividad, el financiero nos empobrece y el concepto abstracto del dinero nos domina", expresa el doctor, para quien "ha llegado el momento de empezar a crear una sociedad menos esclavizante y mas solidaria".

Jadad fue el primer doctor en síntesis del conocimiento de la Universidad de Oxford (Inglaterra), es profesor de la Universidad de McMaster (Canadá), catedrático de la Universidad de Toronto y uno de los científicos con mayor reconocimiento mundial por su trabajo en ciencias de la información y tecnologías aplicadas en salud.

En 2008 redefinió el concepto de salud acuñado por la OMS en 1948, que la consideraba como "el estado de completo bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de enfermedad", por lo que "nadie podía ser saludable" y la definió como "la capacidad de las personas o de las comunidades de adaptarse, o para gestionar los desafíos físicos, mentales o sociales que se les presenten en la vida".