EFEBarranquilla (Colombia)

Decenas de juristas, políticos y expertos relevantes de todo el mundo abordaron, con la pandemia de la covid-19 como tema recurrente, los asuntos que perfilan el mundo actual y los Estados de derecho en la primera jornada del Congreso Mundial de Juristas, que tuvo lugar en Barranquilla.

Mensajes como el del director de la Oganización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la apertura del XVII Congreso Bienal de la Asociación Mundial de Juristas (WJA, en inglés) de "garantizar el marco legal que permita enfrentar la pandemia de la mejor manera" se repitieron a lo largo del día en la ciudad caribeña.

Es necesario un "acuerdo internacional para que todos los países del mundo estén preparados y puedan tener respuestas efectivas frente a las pandemias", dijo Tedros, en un mensaje en video lanzado desde Ginebra, donde aborda la crisis supuesta por la aparición de una nueva variante, la ómicron.

El presidente de la WJA, el español Javier Cremades, manifestó en la misma apertura que en medio de las dificultades que enfrentan los países por la pandemia "las jornadas servirán de aliento a quienes luchan cada día para lograr la justicia y la paz a través del derecho".

También "permitirán avanzar con eficiencia, rapidez e inteligencia en la comprensión de las grandes transformaciones, retos y oportunidades que nos plantea la sociedad".

PREOCUPACIÓN POR LAS MUJERES

En uno de los primeros paneles de la jornada, la expresidenta de Ecuador Rosalía Arteaga mostró su preocupación por los efectos que la pandemia puede tener en los derechos que las mujeres han ganado en los últimos años.

"Esperemos que la pandemia no nos vuelva a segregar otra vez para el ámbito privado porque desafortunadamente cuando vemos tasas de empleabilidad y tasas de participación de la mujer en estos dos últimos años han disminuido", expresó.

Arteaga participó en el panel “Educar en derechos humanos”, compartiendo escenario con el expresidente de República Dominicana Leonel Fernández y la activista guatemalteca y Premio Nobel de Paz en 1992, Rigoberta Menchú, con la moderación del secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Mariano Jabonero.

PANDEMIA Y EDUCACIÓN

La directora de Investigación y Análisis de UNESCO-IESALC, la española Victoria Galán, indicó, en otro de los conversatorios, que "esta crisis es la oportunidad de repensar la manera como está desarrollándose la educación superior porque debemos intentar no volver a los modelos tradicionales de antes de la pandemia”.

Para el vicerrector académico de la Universidad del Norte de Barranquilla, Joachim Hahn, fue "una sorpresa" ver cómo los resultados académicos de los estudiantes no sufrieron el embate de la pandemia ya que hubo "importantes y significativos avances con respecto al tiempo antes de la pandemia”.

A pesar de los retos que la educación sufrió durante la pandemia, con el cierre de colegios, institutos y universidades, y millones de niños y niñas en zonas rurales sin conexión y desprovistos de meses de clases, "da la sensación de que nos fue bien", dijo el experto.

Aunque alertó que "no sabemos cómo vamos a combinar lo remoto con lo presencial, la pandemia retira velos que permiten identificar el valor de la educación presencial en el pregrado y no hay una manera de trabajar con los adolescentes si no es lo presencial".

CONTROL A REDES SOCIALES ANTE DESINFORMACIÓN

En la jornada también se analizó la falta de un corsé jurídico a las grandes empresas tecnológicas, como Facebook o Twitter, que regulen delitos como la calumnia o limiten la desinformación.

"Las empresas que se manejan a través de plataformas digitales no suelen pagar impuestos o los pagan tan poco que hacen ridícula la competencia (contra los medios tradicionales)", dijo el exdirector del diario colombiano El Tiempo Roberto Pombo.

Empresas como Facebook, Twitter o Google han monopolizado la información en cada país del mundo, pagando muy pocos impuestos y sin retribuir a las fuentes, y es de los medios tradicionales de los que se nutren, como recordó el presidente honorario del diario español El País, Juan Luis Cebrián.

Otro de los asuntos fundamentales fueron las crisis migratorias en el mundo o los retos medioambientales. En ese sentido, el comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis migratoria venezolana, David Smolansky, aseguró que la situación "de migrantes y refugiados venezolanos para 2022 proyecta ser la más grande del mundo; va a haber más migrantes venezolanos que sirios".

Los migrantes "son víctimas de la falta de políticas claras o estables para la migración", dijo en el mismo panel el abogado colombiano Javier Jaramillo, presidente de Pro Corp, que denunció la falta de "políticas unificadas" y aseguró que las crisis migratorias se deben tratar desde "una perspectiva internacional".

El Congreso Mundial de Juristas finalizará este viernes con nuevos paneles y conversatorios con figuras relevantes de primer nivel y será clausurado por el rey Felipe VI.

Hugo Penso Correa