EFEAstaná

La capital de Kazajistán celebrará mañana la ceremonia de inauguración de la Expo Astaná 2017, un evento internacional centrado en las energías renovables que contará con la participación de 115 países y 22 organizaciones internacionales.

Diecisiete jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, incluido el Rey de España, Felipe VI, y los líderes de los países miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái, formada por Rusia, China, Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán, Tayikistán, Pakistán y la India, participarán en la inauguración.

La ceremonia de apertura contará con varios eventos como un show multimedia en el Centro de Congresos, donde robots y personas se coordinarán en el escenario, un concierto en el anfiteatro, un espectáculo de luces y láser en la enorme esfera contemporánea Nur Alem y una demostración de pirotecnia.

En el Centro de Congresos, los asistentes podrán disfrutar de un ballet realizado por drones bajo las directrices de Andree Verleger y una banda sonora especialmente creada para el evento.

Además, en el anfiteatro se llevará a cabo un concierto compuesto de músicas tradicionales de los cinco continentes.

La Expo Astaná 2017, que concluirá el 10 de septiembre, contará con más de 3.000 eventos artísticos, culturales y deportivos.

Entre ellos se encuentran 71 actuaciones del Circo del Sol diseñado especialmente para la Expo a un precio de entre 12 y 18 euros, o conciertos como el de Plácido Domingo, Steve Aoki, Eros Ramazzotti o Afrojack entre otros.

Los participantes presentarán avances en las fuentes de energía renovables y propondrán ideas para lograr fuentes de energía sostenibles, como las casas inteligentes de Alemania que generan más energía de la que consumen o un "sol artificial" en el pabellón de China.

Todo ello en referencia al tema elegido por el presidente de Kazajistán para la Expo 2017, "La energía del futuro".

El evento, que abrirá al público desde el 10 de junio, se espera que atraiga de dos a cinco millones de visitantes.

Por ello, se llevado a cabo la construcción de varios hoteles capacidad para 35.000 personas, incluyendo el lujoso Hotel Ritz-Carlton que se inauguró el pasado 4 de junio, y residencias para 40.000 estudiantes, además de una mejora del sistema de transporte.

A su vez, Kazajistán ha construido una nueva mega-terminal en el aeropuerto Internacional Astaná, construida con motivo del evento internacional, que aumentará la capacidad de este de 3,6 millones a 8,2 millones de pasajeros al año.

Además, el país centroasiático ha llegado a diferentes acuerdos bilaterales y multilaterales de "cielos abiertos" durante los tres meses que dura la Expo 2017 y ha flexibilizado el régimen de visados para decenas de países, incluido España.

La Expo Astaná 2017 busca reflexionar sobre la importancia de avanzar hacia un sistema energético mundial cada vez más basado en las energías renovables, que ayuden a reducir las emisiones de CO2, la dependencia del petróleo y aumente la autonomía energética de las diferentes regiones y comunidades del mundo.