EFECádiz

Cádiz, 21 oct (EFE).- El Buque Hidrográfico Malaspina de la Armada ha llegado a Santa Cruz de la Palma para ayudar en el despliegue en la costa de poniente de la isla de dos Sismómetros de Fondo Marino (OBS) de banda ancha, y obtener con ellos registros desde zonas marinas alejadas del foco de las erupciones, ha informado hoy la Armada.

El buque salió a la mar el 11 de octubre desde la Base Naval de Rota (Rota).

En un principio su objetivo era efectuar una Campaña Hidrográfica en aguas de las Islas Canarias para actualizar la cartografía náutica de las islas de la Gomera, el Hierro, La Palma y Gran Canaria, siguiendo al Plan de Levantamientos y de Producción Cartográfica del Instituto Hidrográfico de la Marina.

Pero la erupción volcánica en la isla de La Palma ha hecho necesario cambiar sus planes.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) solicitó a la Armada, a través del Real Instituto y Observatorio de la Armada (ROA), una plataforma para el despliegue en la costa de poniente de la isla de dos Sismómetros de Fondo Marino (OBS) de banda ancha.

Por ello, el Buque Hidrográfico Malaspina se puso a disposición del CSIC para el transporte desde Cádiz y el posterior fondeo de estos sismómetros.

El Malaspina atracó en la mañana de ayer, 20 de octubre, en el puerto de San Sebastián de Santa Cruz de la Palma, según ha informado hoy la Armada.

Allí espera que en los próximos días llegue al Arsenal Militar de Las Palmas el material adicional necesario para fondear los dos Sismómetros de Fondo Marino.

Los datos que se obtengan con ellos complementarán a los que recogen las estaciones sísmicas ya desplegadas en tierra por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM) de Barcelona del CSIC.

"Dada la importancia de obtener registros desde zonas marinas alejadas del foco de las erupciones y la naturaleza del fenómeno eruptivo, la campaña de registro con OBS ha adquirido una enorme importancia", ha subrayado la Armada.