EFETegucigalpa

La Agencia de Cooperación Española Internacional para el Desarrollo (Aecid) suscribió este martes un convenio con la Unión Europea (UE) por más de 9,2 millones de euros (11,2 millones de dólares) para apoyar al Programa Seguridad Alimentaria, Nutrición y Resiliencia en el Corredor Seco (Eurosan) en Honduras.

El coordinador general de la Aecid en Honduras, Juan José Sanzberro, y el embajador de la Unión Europea en Tegucigalpa, Jaume Segura, firmaron el acuerdo.

Como testigo de honor firmaron la ministra hondureña de Salud Alba Consuelo Flores, y el titular de la Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización de Honduras, Héctor Ayala.

El convenio formaliza la incorporación de la Cooperación Española al proyecto "AECID/EUROSAN Del", con más de 9,2 millones de euros (11,2 millones de dólares), dijo a Efe el embajador de España en Honduras, Guillermo Kirkpatrick.

"Resultado de las negociaciones (con la UE) nos estamos incorporando hoy con unos fondos equivalentes a más de 11 millones de dólares", subrayó.

La iniciativa contribuirá a atender las necesidades de seguridad alimentaria y nutricional en 39 municipios de 10 de los 18 departamentos del país centroamericano, señaló el diplomático.

El proyecto entre la Aecid y la Unión Europea, que se ejecutará durante cuatro años, será apoyado por la Secretaría de Salud del país, la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon) y la Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

La iniciativa también será apoyada por la Fundación Estatal, Salud, Infancia y Bienestar Social del Ministerio de Sanidad de España, cuyo director, Óscar Díaz, estuvo presente en el evento.

El embajador español indicó que la Amhon es un "socio privilegiado de la Cooperación Española para dar formación a los municipios en materia de seguridad alimentaria y reducir un poco la brecha que hay en temas de nutrición".

GRUPOS VULNERABLES

El proyecto "AECID/EUROSAN Del" beneficiará a 82.000 familias, entre ellos 42.000 niños menores de 5 años y 15.000 mujeres en edad fértil o embarazadas, señaló.

"Estos grupos son los más vulnerables y menos resilientes a choques consecutivos como los que atraviesan en Honduras y que impactan directamente en su salud nutricional", según la cooperación española.

Las acciones de la iniciativa pretenden fortalecer las capacidades del sistema nacional de salud, apoyar a los gobiernos locales a implementar políticas de seguridad alimentaria y nutricional en sus planes de desarrollo municipal, y mejorar la gestión de la información, investigación y auditoría social.

El proyecto apoyará políticas públicas nacionales, impulsará la descentralización de competencias en los gobiernos locales y promoverá la participación de la ciudadanía como veedor social e identificadora de sus propias necesidades, señaló la Aecid.

Además, servirá para apoyar iniciativas innovadoras de seguridad alimentaria y nutricional, principalmente aquellas que promuevan el empoderamiento económico de las mujeres.

El 60 % de los hogares hondureños vive en condiciones de pobreza, lo cual se refleja en el "alto porcentaje de inseguridad alimentaria y nutricional" de la población, destacó la cooperación española.

Según la Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Honduras, al menos el 31 % de los 9,5 millones de hondureños están en crisis alimentaria y se espera que en los próximos meses la situación "pueda empeorar" debido a los efectos de la pandemia de covid-19 y los daños que dejaron las tormentas tropicales Eta e Iota, en noviembre pasado.

El programa "AEICID/EUROSAN Del" es un apoyo complementario al Programa Eurosan, que cuenta con 38 millones de euros (un poco más de 46 millones de dólares) financiados por la UE.