EFEZagreb

Serbia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Croacia y Bulgaria registran un repunte de nuevos casos de contagios de COVID-19 en los últimos días, en coincidencia con una mayor relajación de las restricciones para frenar la pandemia.

Aunque comparadas con otras regiones más afectadas, la expansión de la pandemia en los Balcanes es relativamente moderada, la actual tendencia alcista ha hecho sonar las alarmas de las autoridades y los expertos.

En Serbia, que el martes registró 102 nuevos infectados, vuelve a ser obligatorio a partir de hoy el uso de mascarillas en el transporte urbano, una medida que había sido levantada recientemente y que ahora "se recomienda" también en los espacios públicos cerrados, informó la agencia serbia Tanjug.

Un nuevo brote surgió en el Hospital Central de Novi Pazar, en el suroeste del país, donde se contagiaron 20 médicos y 40 enfermeras, según reportó la agencia Beta citando fuentes de la clínica.

DUDAS SOBRE LAS CIFRAS OFICIALES SERBIAS

Según las cifras oficiales, cuestionadas por algunos observadores, Serbia contabiliza hasta ahora 13.092 contagios, con 263 fallecidos.

El presidente del país, Aleksandar Vucic, ha rechazado cualquier manipulación de estos datos por razones políticas, como la campaña para las elecciones parlamentarias celebradas el pasado domingo, de las que salió fortalecido.

Vucic reaccionó así a un informe de la Balkan Investigative Reporting Network (BIRN), una red de ONG defensoras de la libertad de prensa y los derechos humanos, publicado el martes con cifras de fallecidos y casos diarios muy superiores a las oficiales.

Según los datos recabados por la BIRN, el número de muertes por COVID-19 supera ya las 630 (frente a 263 oficiales) y la media de nuevos casos diarios se sitúa entre 300 y 340 (90).

BROTES NUEVOS HASTA EN MONTENEGRO

Bulgaria decidió este martes prolongar hasta el 15 de julio el estado de "situación epidemiológica extraordinaria" después de registrar 130 casos nuevos de coronavirus en las últimas 24 horas, según la emisora NovaTV.

Ese no contabilizaba una cifra tan alta desde el récord del 19 de junio, que fue de 132 infecciones. Desde mediados de junio el promedio de nuevos casos se sitúa entre 70 y 120 por día, muy por encima de la media de entre 10 y 20 de principios del mes.

También en la República Serbia de Bosnia-Herzegovina hay un rebrote y desde hoy rigen medidas de precaución que habían sido levantadas, informó la televisión regional N1.

En toda Bosnia-Herzegovina se contabilizaron 63 nuevos casos en las últimas 24 horas, lo que deja en 3.588 el número total, con 172 fallecidos.

Incluso el pequeño Montenegro, que el 28 de mayo se había proclamado libre del coronavirus después de no registrar ningún caso nuevo durante más de 20 días, vuelve a detectar la enfermedad y ayer contabilizó cinco casos, señala la agencia Mina.

Con 30 contagios nuevos, Croacia, que a comienzos del mes había reducido los contagios a cero o uno al día, registra asimismo un repunte, según la agencia Hina.

¿NEGLIGENCIA DE TENISTAS Y POLÍTICOS?

Además, la opinión pública tanto de Croacia como de Serbia están sacudidas por el escándalo en torno al brote surgido en el torneo de tenis Adria Tours organizado en varios países de los Balcanes por el número uno del ránking ATP, Novak Djokovic, donde no se respetaron las medidas de precaución.

El propio Djokovic, otros tres tenistas y dos de sus mujeres, así como dos entrenadores dieron positivos en los test de coronavirus, mientras que un centenar de personas están en cuarentena.

En Bulgaria se desató una polémica por el incumplimiento de la obligatoriedad de usar mascarilla en espacios cerrados en el que incurrió el martes el propio primer ministro, el populista Boiko Borisov, y otros miembros de su gabinete, al entrar en la iglesia del Monasterio de Rila, a unos 100 kilómetros al sur de Sofía.

Cada uno de ellos ha sido penado con una multa de 300 levas (unos 150 euros) por esa infracción, según anunció el inspector superior sanitario del país, Angel Kunchev.

Vesna Bernardic