EFEBarcelona

La sexta ola de la covid parece haber tocado techo y sigue el lento descenso que inició hace unos días, ya que los datos actualizados este sábado por el Departamento de Salud muestran una nueva bajada de los contagios semanales y otros indicadores como el riesgo de rebrote y la incidencia.

Tras haber superado los 250.300 positivos semanales, los contagios han dejado de batir cifras récord y este sábado ya se sitúan en 230.218 casos, al tiempo que se reduce la incidencia acumulada a 7 días (2.950 casos) y sigue decreciendo el riesgo de rebrote (6.121 puntos).

También descienden los pacientes ingresados en la UCI, que en estos momentos son 464, y las personas ingresadas por covid en los hospitales, 93 menos que ayer.

La velocidad de propagación de la enfermedad (Rt), estabilizada desde hace días, también desciende a 1,04, con lo que cada 100 infectados contagian a una media de 104 personas, una cifra ya muy cercana a la considerada como indicador claro de descenso de la propagación.

Poco a poco, la saturación de los ambulatorios va aflojando y ayer atendieron un total de 51.051 vistas de pacientes de covid, unas 20.000 menos que el viernes de la semana anterior y la mitad del récord de más de 102.000 atenciones del pasado día 17 de enero.

El total de casos confirmados de covid por todo tipo de pruebas asciende a 2.076.624, de los que 11.674 han sido notificados en las últimas 24 horas, mientras que en los últimos 7 días han sido 230.218 los diagnósticos confirmados por PCR o test de antígenos, con una media de 32.888 casos diarios.

Los contagios semanales descienden en 20.137 con respecto al récord absoluto de la pandemia y pico de la sexta ola, que fueron los 250.355 casos de hace dos días.

Desde el inicio de la pandemia han fallecido oficialmente en Cataluña por covid un total de 25.608 personas, 46 comunicadas en las últimas 24 horas, y en la última semana han fallecido 258 personas por la enfermedad, una media de 37 al día.

Con un pico de 55 fallecidos el 18 de enero, esta sexta ola ha superado también a la quinta en mortalidad, pero las cifras también dan señales de ir descendiendo, poco a poco.