EFEValencia

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha afirmado que no es posible que sigan pasando agresiones sexuales como la conocida este miércoles a dos niñas ocurrida en Burjassot (Valencia), una de ellas grupal, y ha reclamado actuaciones contundentes para educar en valores a los adolescentes.

Calero ha confirmado que la Policía está en el lugar investigando los hechos, cuántos son los autores y las circunstancias de la agresión sexual y, aunque por el momento no hay detenidos, se está "cercando" a los presuntos agresores.

No ha querido ofrecer más detalles de las pesquisas al tratarse de una investigación en marcha al ser preguntada por esta agresión durante la primera Cumbre Internacional sobre Gestión de Pandemias, organizada por el Ayuntamiento de València.

"Triste noticia", ha lamentado la delegada del Gobierno, que ha insistido que "no puede ser" que los adolescentes se eduquen en el sexo "en base a la pornografía".

"Desde Educación tenemos que actuar más contundentemente, es el momento de coger el toro por los cuernos, no es posible que esto siga pasando", ha reiterado en declaraciones a los medios de comunicación.

La Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional está investigando una presunta agresión sexual a dos menores de 12 años ocurrida en la localidad valenciana de Burjassot el pasado lunes, una de ellas grupal.

Según adelanta este miércoles el periódico Levante-EMV el suceso se habría producido este lunes por la tarde en una casa abandonada de Burjassot, en las proximidades con el término de Godella, en el área metropolitana de Valencia, después de que las niñas quedaran con dos jóvenes a través de Instagram.