EFEMadrid

El paso de un frente atlántico "muy activo" dejará este sábado precipitaciones en buena parte de la Península, salvo en el tercio este, las mismas que podrán ser "localmente fuertes o persistentes" en el Cantábrico y el área atlántica y previa a la entrada de una DANA (depresión aislada en niveles altos) que dejará lluvias torrenciales desde el lunes.

Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en un comunicado, el domingo, los efectos del frente ya debilitado llegarán a la vertiente mediterránea, aún así la atmósfera seguirá inestable, con chubascos en amplias zonas, siendo más probables e intensas en el Cantábrico, Pirineos y Baleares.

A partir de las últimas horas del lunes, se producirá un cambio "más significativo" que comenzará por el área mediterránea y dejará grandes acumulaciones de agua.

Se prevé que el lunes una masa de aire se aísle de la circulación produciendo una depresión aislada en niveles altos (DANA) sobre el oeste de la Península, que se irá desplazando por la zona centro y la mitad sur peninsular hacia el este hasta alcanzar el jueves el nordeste y Baleares.

Los efectos de la DANA en altura, junto con la que se producirá en la superficie, intensificará el flujo marítimo del este sobre la fachada mediterránea que irá acompañada de aire cálido, húmedo e inestable, que afectará sobre todo al tercio este peninsular.

Esta situación dejará precipitaciones que serán "localmente fuertes y persistentes en amplias zonas de la mitad oriental y Baleares", pudiendo llegar a ser torrenciales durante el martes en buena parte del área mediterránea peninsular y Baleares.

A lo largo del martes y del miércoles, las precipitaciones tenderán a disminuir por el sur, sin embargo podrán extenderse el miércoles a la mitad norte y zona centro peninsular, aunque con menor intensidad.

La Comunidad Valenciana, Baleares y sobre todo Cataluña serán las zonas más afectadas, donde es probable que se llegue a acumular más de 200 litros en algunas zonas en todo el episodio meteorológico.

La Aemet alerta, además, del temporal marítimo que afectará probablemente a los litorales y zonas costeras del Mediterráneo a lo largo del martes y del miércoles.

Según Meteorología, la evolución del episodio de la DANA, a día de hoy, es "bastante probable en su evolución hasta el miércoles 23 de octubre, creciendo progresivamente la incertidumbre a partir del jueves", aunque la tendencia es que las precipitaciones vayan disminuyendo a partir de ese día.

Debido a la incertidumbre de este tipo de fenómenos, la Aemet recomienda mantenerse informado y hacer un seguimiento de los fenómenos adversos.