EFEValencia

La familia de José Couso, el periodista asesinado en Irak el 8 de abril de 2003, está "rabiosa, expectante y cansada de mendigar" justicia aunque confía en acelerar la reforma de la Ley Orgánica 1/2014 aprobada durante el Gobierno del PP que impide continuar con la investigación, y poder reabrir el proceso.

Así lo ha contado a EFE el hermano del periodista, David Couso, antes de comparecer en la Comisión de Justicia de Las Cortes Valencianas para "recordar que llevan seis años sin poder recurrir a la Justicia española por el asesinato de un ciudadano español" debido a la última modificación de esa ley que "imposibilitaba de facto poder continuar con la investigación que se inició en 2003".

"Queremos recordar que 17 años después (del asesinato) seguimos sin justicia", ha afirmado, a la par que ha instado a "uno de los socios del actual Gobierno, Unidas Podemos, a cumplir su compromiso en materia judicial de reforma de la ley orgánica para recuperar la jurisdicción universal como iba en su programa político".

David Couso ha explicado que en esta comparecencia, facilitada precisamente por el grupo parlamentario Unides Podem, van a detallar también cómo se han visto abocados a presentar ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo un recurso por el caso de su hermano.

"El Tribunal Constitucional ha desoído nuestro recurso de alzada y acepta por buena esa modificación", ha lamentado Couso, que ha recordado que la cuarta convención de Ginebra "habla de los civiles que se ven atacados en la guerra, lo que constituye crímenes de lesa humanidad, de los peores que se puede cometer en el mundo".

Ha hecho hincapié en que, "desoyendo esa obligación que insta a los Estados a perseguir a los culpables, da por buena la modificación a través de una ley orgánica, que de facto impide perseguir a los que nosotros tildamos de asesinos de José".

Ha recordado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha enviado recientemente una serie de preguntas al Gobierno español, que tiene que contestar antes de final de año.

"Pese a que todavía tiene que dirimir el Alto Tribunal, lo que desde la familia estamos esperando y deseamos es que se produzca esa reforma de la ley orgánica para reabrir la causa y continuar con el proceso", ha asegurado.

Ha lamentado que te den "palmadas en la espalda, están contigo en las manifestaciones y digan que van a hacer lo posible para pelear por la memoria de José y obtener justicia" y luego se vea cómo se reúnen en la embajada de Estados Unidos dirigentes del PSOE, la vicepresidenta primera y varios ministros " para torpedear y poner zancadillas a esta familia".

"Estamos rabiosos, expectantes, deseosos y sobre todo cansados de mendigar. Somos ciudadanos de pleno derecho. Entendemos y creemos que hay una separación de poderes porque si no, el Estado de derecho no existiría como tal y una sociedad democrática haría aguas por todos los lados. Sinceramente estamos cansados", ha reflexionado.

Según Couso, ven como diferentes gobiernos, tanto del PSOE como del PP, "han ido limitando el concepto de universal en esa jurisdicción que posibilitaba a las víctimas, porque hay que recordar que somos víctimas, obtener justicia".

"Si no, lo que se estaría difundiendo es la ley del talión y nosotros nos alejamos de ese sentimiento de odio y venganza porque entendemos que la Justicia es independiente aunque eso no suene un poco irónico a través de las palabras del hermano de José Couso", ha resaltado.

No obstante, ha recordado que a finales de 2018 hubo un acuerdo del arco parlamentario "para tumbar esa reforma" pero los diferentes procesos electorales "no han posibilitado" que se hiciera efectivo y "hay que volver a empezar de cero".

David Couso ha manifestado que en febrero, antes de la pandemia del coronavirus, la familia se reunión con el PSOE y el grupo parlamentario Unidas Podemos y "eran conscientes de llevar en su programa esa reforma pero decían que no era prioritario".

"Se están acometiendo reformas en materia laboral y económica y no entendemos qué pasa para no poner en marcha la reforma en materia judicial", ha señalado, aunque ha concluido: "Hablando en plata, sabemos que la geopolítica y la economía pesa más que la Justicia".