EFEMadrid

La Fiscalía de Medio Ambiente acordó el pasado mes de junio investigar los índices de contaminación en Madrid, poco antes de que el Ayuntamiento aplicara el 1 de julio una moratoria de multas en el área de bajas emisiones de Madrid Central.

En una nota informativa, la Fiscalía ha explicado este viernes su decisión de "abrir expediente gubernativo en relación a los índices de contaminación existentes en Madrid", unas diligencias a las que se "han ido acumulando las diversas denuncias que sobre este tema se han presentado ante esta Fiscalía".

El nuevo Gobierno municipal acordó el 27 de junio una moratoria de las multas a los conductores no autorizados que circulasen por Madrid Central.

La moratoria empezó a aplicarse el 1 de julio y estaba previsto extenderla hasta el 30 de septiembre, pero por decisión judicial las multas volvieron a Madrid Central el 8 de julio.

La Unidad de la Guardia Civil adscrita a la Fiscalía de Medio Ambiente es la encargada de realizar el control de los índices de contaminación.

Estas mediciones se están llevando a cabo utilizando los vehículos que se adquirieron con la donación realizada por la Fiscalía de Medio Ambiente, procedente del Premio a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA, según la nota de la Fiscalía.

Una de las denuncias a la Fiscalía procede de la asociación El Defensor del Paciente, que el pasado 27 de mayo solicitó su intervención "en el caso de la retirada de Madrid Central, con lo que supone para la salud de los ciudadanos que deben soportar la gran contaminación que se produce en esa zona".

La asociación basó su petición en el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que obliga a quienes por su cargo, profesión u oficio tuvieren noticia de algún delito público a denunciarlo inmediatamente al Juez o al Fiscal.

En su respuesta a esta asociación, el fiscal de Sala de Medio ambiente y Urbanismo le comunica que "será informado de la decisión que se adopte a la vista del resultado de las diligencias que se practiquen".