EFENaciones Unidas

La Fundación del FC Barcelona llevó este miércoles a la sede de Naciones Unidas su lema "Ningún niño fuera de juego" coincidiendo con la celebración del 30 aniversario de la declaración de la Convención de los Derechos del Niño.

El vicepresidente primero del FC Barcelona y de la Fundación del club azulgrana, Jordi Cardoner, participó en Nueva York en el acto organizado por la ONU para celebrar este aniversario y en el que se pidió continuar trabajando por los derechos de todos los menores.

"El fútbol es mágico, no tiene fronteras, es absolutamente transversal", dijo Cardoner tras su intervención en la ceremonia en la que presentó brevemente la fundación y preguntó a un niño macedonio discapacitado y amante del fútbol Jane Velkovski qué habilidades ha aprendido del balompié.

"Del fútbol he aprendido cosas sobre el liderazgo cuando dirijo mi equipo porque soy capitán (...) y también he aprendido pasión (...) y trabajo en equipo", dijo Velovski, quien pidió que se hagan mas esfuerzos para eliminar las barreras arquitectónicas en las ciudades.

Cardoner, que bromeó con el hecho de que Jane es del equipo británico Manchester United, se mostró sorprendido por todo lo que el joven macedonio, al que regaló una camiseta del equipo culé, conocía del Barça y sus jugadores.

"Lo que despertamos son ilusiones, los intangibles del fútbol, la magia del balón, pero sobre todo el transmitir sensaciones, emociones, muchas veces el arrancar sonrisas", subrayó Cardoner haciendo referencia al trabajo de la fundación del Barcelona que está extendida por 59 países y que llega a 1.630.000 niños.

El vicepresidente blaugrana subrayó que la Fundación está en fase de consolidación y con el objetivo, marcado hace dos años, de que en 2021 llegue a dos millones de beneficiarios.

"Nuestro mensaje es nuestro eslogan, que no haya ningún niño ni ninguna niña fuera de juego. Es una frase hecha una frase del mundo futbolístico, pero creo que es un derecho para ellos y una obligación para los que estamos en responsabilidades de gestores", concluyó.

En la ceremonia organizada por Naciones Unidas participaron varios niños activistas de diferentes países y varias personalidades desde el mundo de los deportes como el exfutbolista David Beckam hasta del cine como la joven actriz Millie Bobby Brown.

Coincidiendo con el 30 cumpleaños de la Convención del Niño, Unicef destacó que muchos de los niños más pobres del mundo siguen sin beneficiarse de los avances que se han logrado y que además se afectan por nuevos problemas.

"Ha habido mejoras impresionantes para los niños durante las pasadas tres décadas, con más y más viviendo vidas más largas, mejores y más sanas. Sin embargo, las probabilidades siguen estando en contra de los más pobres y los más vulnerables", señaló la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.